EE.UU.: Recompensa por computadora con información clasificada

El gobierno estadounidense fijó hoy una recompensa de 25 mil dólares para quien brinde información que permita recuperar una computadora portátil con información clasificada que desapareció hace siete meses del Departamento de Estado en Washington.

09 de Agosto de 2000 | 19:37 | DPA
WASHINGTON.- El gobierno estadounidense fijó hoy una recompensa de 25 mil dólares para quien brinde información que permita recuperar una computadora portátil con información clasificada que desapareció hace siete meses del Departamento de Estado en Washington.

Esta recompensa es una admisión tácita de que uno de la serie de problemas ocasionados por la falta de seguridad en el Departamento de Estado no ha podido ser resuelto pese a la intensa investigación que generó la sustracción.

La desaparición de la computadora, un modelo de la marca Dell con un número de serie de cinco dígitos que finaliza en "Q", de la Oficina de Inteligencia e Investigaciones del Departamento fue descubierta a fines de enero. El aparato contenía información sensible sobre los objetivos a los que apuntaban armas nucleares, según diversas versiones.

El Departamento de Estado cifra sus esperanzas de que la computadora portátil haya sido robada por el hardware y que quien la posea actualmente no tenga conocimiento de su contenido.

Pero "si alguien con metas nefastas se llevó la computadora, probablemente sepa qué había en sus archivos", manifestó hoy el portavoz de la cartera diplomática estadounidense, Richard Boucher.

De todas formas, quien devuelva el ordenador y reclame la recompensa deberá enfrentar un duro interrogatorio sobre cómo éste llegó a su poder, adelantó el vocero.

La secretaria de Estado, Madeleine Albright, dispuso que la seguridad sea una de las principales prioridades del Departamento, tras una serie de penosos incidentes.

El año pasado, el FBI arrestó a un espía ruso justo delante del edificio del Departamento. Posteriormente, se descubrió un micrófono en la sala de conferencias, presuntamente colocado por los rusos para realizar escuchas ilegales.

En 1998, un hombre ingresó a la antesala del despacho de Albright y, delante de todos los presentes, tomó varios documentos y desapareció. Hasta el momento no se halló ni al ladrón ni los papeles robados.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores