EE.UU.: Científicos tratan de fortalecer sistema inmunológico

El método que creen haber encontrado científicos estadounidenses, resumido en la revista New Scientist, comprende células dendríticas afinadas genéticamente. Estas células son glóbulos rojos especializados en reconocer sustancias extrañas y estimular la respuesta del sistema inmunológico.

14 de Agosto de 2000 | 13:37 | Reuters
LONDRES.- Científicos estadounidenses creen haber encontrado una forma de ingeniería genética para "turbo-alimentar" el sistema inmunológico, según un nuevo estudio.

El método, resumido en la revista New Scientist, comprende células dendríticas afinadas genéticamente. Estas células son glóbulos rojos especializados en reconocer sustancias extrañas y estimular la respuesta del sistema inmunológico.

Las células dendríticas captan proteínas extrañas y, usando varias proteínas coestimulantes, dirigen a las células T para que destruyan cualquier proteína extraña similar.

Los investigadores están examinando formas de cargar a las células dendríticas con proteínas de tumoraciones o virus, una técnica que esperan utilizar para luchar contra enfermedades tan diversas como el cáncer y el sida.

Ahora, los científicos del Instituto Nacional de Cáncer, cerca de Washington DC, creen que pueden dar un paso de avance con este método.

En experimentos, los científicos inmunizaron ratones de laboratorio inyectándolos con células dendríticas que contenían un virus de ave llamado avipox, modificado genéticamente para que transportara ciertas proteínas coestimulantes.

Descubrieron que el número de células T en los ratones con células modificadas genéticamente era más de seis veces superior al de los ratones inmunizados con células dendríticas comunes.

"Esto demuestra que se puede 'turbo-alimentar' el sistema inmunológico", dijo Jeffrey Schlom, del Instituto Nacional de Cáncer, a la revista New Scientist.

El artículo dijo que el virus avipox fue utilizado para transportar las proteínas coestimulantes porque no puede replicarse en las células humanas, por lo que sería poco probable que se propagara hacia otras células del cuerpo.

Schlom dijo a la revista que para lograr esta versión del virus avipox con los genes coestimulantes contó con la ayuda de la compañía de biotecnología Therion Biologics, con sede en Massachusetts, Estados Unidos.

Los científicos esperan obtener la aceptación para probar la seguridad del método en tratamientos de cáncer este año.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores