Se busca reemplazo para el Concorde

Desde 1994 la empresa francesa Aerospatiale y la alemana DASA, ahora agrupados bajo bandera del gigante europeo EADS, vienen trabajando con British Aerospace en el jet del siglo XXI. Se busca una aeronave con mayor capacidad de asientos, con una velocidad cercana a Mach 2 y con un radio de alcance más amplio y menos consumo de combustible.

17 de Agosto de 2000 | 10:27 | AFP
PARIS.- Un avión más grande, que vuele como mínimo a la misma velocidad, que haga menos ruido y que consuma menos carburante: estas son las condiciones esenciales para el aparato supersónico del futuro, el que deberá substituir al Concorde caído en desgracia.

"No es la muerte del supersónico (...). Soy de aquellos que piensan que habrá una nueva generación de supersónicos", declaró este jueves el ministro de Transportes francés Jean Claude Gayssot a una radio local.

No obstante, Gayssot destacó que si se construye un nuevo avión supersónico, "no se podrá hacer entre dos" (Francia y Gran Bretaña). Habrá que fabricarlo "sin duda a nivel europeo, incluso con Estados Unidos".

En realidad, la búsqueda de un sucesor del Concorde empezó años atrás. Desde 1994 la empresa francesa Aerospatiale y la alemana DASA, ahora agrupados bajo bandera del gigante europeo EADS, vienen trabajando con British Aerospace en el jet del siglo XXI.

En septiembre del año pasado, el gobierno francés creó una comisión para estudiar "la posibilidad de desarrollar un aeroplano supersónico económicamente viable que respete las medidas de protección medioambientales".

El objetivo actual es un Concorde de nueva generación que duplique la capacidad de asientos hasta 250 y mantenga la velocidad de crucero hasta Mach 2, y que al mismo tiempo amplíe su radio de alcance hasta los 10.000 km, con la mitad de consumo, señaló Jean Claude Pilon, responsable de EADS a cargo del proyecto de investigación.

El nuevo Concorde, de ser construido, seguiría transportando muchos menos pasajeros que los aviones convencionales, pero sería capaz de cruzar el Pacífico, algo que el modelo actual no puede hacer.

Sin embargo las mayores preocupaciones son el coste y el impacto en el medio ambiente, teniendo en cuenta que las preocupaciones "ecológicas" han pasado a ser mucho más importantes ahora que hace 25 años, cuando el Concorde y su famoso "bang" (el sonido que producía al atravesar la barrera de sonido) surcaba los aires.

Incluso por entonces, las protestas por el ruido y la contaminación dejaron al Concorde fuera de Nueva York durante más de un año después de su lanzamiento comercial en 1976.

El año pasado las autoridades estadounidenses amenazaron de nuevo con prohibir al Concorde en los aeropuertos estadounidenses, en el marco de una disputa con Bruselas acerca de los niveles de ruido de varias aerolíneas estadounidenses.

La EADS estima que desarrollar un avión para una demanda estimada de 500 a 1.000 aviones hacia 2020 costaría en torno a los 15.000 millones de dólares.

Sin embargo para Dan Solon, consultor aeronáutico de Avmark International, actualmente "no hay ningún gobierno europeo o del G7 (siete potencias mundiales) que tenga ganas de gastar el dinero del contribuyente en algo cuyos beneficios son para una auténtica minoría".
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores