Atlantis: Norteamericano y ruso realizan paseo espacial

Edward Lu y Yuri Malenchenko escalaron el fuselaje de la estación espacial para colocar un cable e instalar un pescante que permita acoplar otro módulo al conjunto de 40 metros de longitud. Transportaron el cable y el pescante en sus espaldas.

11 de Septiembre de 2000 | 10:19 | AP
CENTRO ESPACIAL DE HOUSTON.- Un astronauta norteamericano y un cosmonauta ruso abandonaron esta madrugada el transbordador Atlantis y realizaron un paseo para trabajar en la estación internacional espacial.

Edward Lu y Yuri Malenchenko escalaron el fuselaje de la estación espacial para colocar un cable e instalar un pescante que permita acoplar otro módulo al conjunto de 40 metros de longitud. Transportaron el cable y el pescante en sus espaldas.

El paseo espacial duró 6 horas y 14 minutos, dijo la NASA.

Ambos trabajaron durante ese tiempo a una altura de 30 metros con relación a la bodega del Atlantis, en la que la estación espacial está anclada desde hace 24 horas. Fue la mayor distancia recorrida hasta ahora en una misión de la NASA mientras los astronautas permanecían conectados por cables de seguridad al vehículo nodriza.

"Tenemos una panorámica magnífica en la proa del transbordador", dijo Lu, que efectuó su primer paseo espacial. Su colega ruso realizó varios recorridos de este tipo mientras vivía en la estación espacial rusa Mir.

El encargado de las caminatas espaciales en el Centro de Control, Mike Hess, comparó la tarea a trabajar en el exterior del piso 11 de un edificio de 13 plantas, aunque con un paisaje mucho más amplio, a 370 kilómetros de la superficie terrestre.

Para llegar al extremo superior de la estación espacial, Lu y Malenchenko se encaramaron primero al brazo mecánico del Atlantis, de 12 metros de longitud. Desde allí, treparon por el fuselaje de la estación espacial enganchando repetidamente sus cinturones de seguridad para evitar flotar en el espacio.

Fue un desplazamiento lento, debido a las medidas de precaución necesarias y a la carga que transportaban, además de tener que evitar cuidadosamente obstáculos como las antenas y compuertas de acoplamiento. El astronauta Daniel Burbank, desde la cabina de mando del Atlantis, guió la ascensión de Lu y Malenchenko.

Ambos navegantes tuvieron que escalar el fuselaje del módulo ruso Zvezda para acoplar un pescante de dos metros de longitud provisto de una brújula especial e instalar nueve cables que suministren electricidad, comunicaciones de televisión e información entre este módulo y el otro ruso, el Zarya.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores