Débil seguridad en sistemas de computadoras de gbno. en EE.UU.

Las fallas detectadas en las 24 dependencias del gobierno supervisadas "dejan a un buen número de las operaciones federales en riesgo de ser interrumpidas, mal utilizadas e incluso ser objeto de fraude", dijo un informe elaborado por la Oficina de Contabilidad General (GAO), brazo investigador del Congreso estadounidense.

11 de Septiembre de 2000 | 12:41 | Reuters
WASHINGTON.- La falta de seguridad en los sistemas de computadoras del gobierno estadounidense representa una creciente amenaza para una gran variedad de operaciones vitales para el país, advirtieron el lunes investigadores del Congreso.

Las fallas detectadas en las 24 dependencias del gobierno supervisadas "dejan a un buen número de las operaciones federales en riesgo de ser interrumpidas, mal utilizadas e incluso ser objeto de fraude", dijo un informe elaborado por la Oficina de Contabilidad General (GAO), brazo investigador del Congreso estadounidense.

Funcionarios del gobierno de Washington han expresado su creciente preocupación por posibles ataques de intrusos cibernéticos contra las redes federales de computación, motivados por causas diversas que van desde travesuras juveniles hasta la recopilación de información de inteligencia y sabotaje.

A medida que las autoridades se apoyan más y más en las redes de computadoras, "existen mayores posibilidades de que incursiones en los sistemas de almacenamiento de información generan una situación que amenace intereses vitales de la nación", agregó el informe del GAO.

Todas las 24 dependencias supervisadas fueron consideradas con "graves debilidades" en el control de acceso a sus sistemas de seguridad.

La información recabada durante todo el año 1999 mostró que la seguridad de los sistemas de computadoras del gobierno federal estadounidense es "frágil y tiene una serie de debilidades que dan como resultado que operaciones vitales e intereses nacionales se hallen bajo riesgo" de ataques de intrusos cibernéticos.

El informe, preparado por la subcomisión para la Reforma del Gobierno de la Cámara de Representantes, indicó que muchas cuentas destinadas a pagos se mantienen abiertas después de que los contratistas, e incluso empleados, concluyen el trabajo que se les había asignado.

En una de las dependencias analizadas, sus 1.100 empleados habían recibido autorización para el acceso a una serie de sistemas sensibles, a los que sólo debían tener acceso los supervisores, indicó el informe.

El estudio fue solicitado por el legislador republicano Stephen Horn, del estado de California, quien preside la subcomisión gubernamental sobre asuntos administrativos, información y tecnología.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores