EE.UU.: Predicen la peor crisis energética en los últimos 25 años

Los estadounidenses tienen por delante la más grave crisis energética de los últimos veinticinco años, y muchos compran hornos de leña y generadores de electricidad para calentarse este invierno, informa hoy la prensa. La inminente crisis se debe, entre otros, a una escasez de gas natural, al alza constante de los precios del petróleo.

24 de Septiembre de 2000 | 11:50 | EFE
NUEVA YORK.- Los estadounidenses tienen por delante la más grave crisis energética de los últimos veinticinco años, y muchos compran hornos de leña y generadores de electricidad para calentarse este invierno, informa hoy, domingo, el diario USA Today.

La inminente crisis, agrega, se debe a una escasez de gas natural, al alza constante de los precios del petróleo, y a un aumento sin precedentes en el consumo de electricidad.

La última gran crisis de este tipo se produjo tras la "guerra de Yom Kipur" o de "Ramadán" entre Egipto, Siria e Israel, en octubre de 1973, cuando se cuadruplicaron los precios del petróleo, lo que causó una grave desestabilización de la economía mundial.

El secretario de Energía, Bill Richardson, declaró recientemente que los precios del petróleo "son peligrosamente altos", antes de que el presidente Bill Clinton decidiera, hace dos días, poner a disposición de la ciudadanía 30 millones de barriles de la reserva estratégica a fin de contribuir a reducir los precios.

La preocupación se reflejó esta semana en una reunión celebrada por los gobernadores nacionales en Ohio, mientras que el Gobierno de Washington llamó a los países del cártel de la OPEP a aumentar la producción de petróleo para evitar una recesión internacional.

Según el rotativo, la amenaza de la crisis está sembrando el pánico en algunas zonas del país.

En el estado de California, señala, la gente está comprando generadores portátiles por temor a un aumento de los cortes de electricidad, en tanto que en Pensilvania hay quienes almacenan barriles de combustible destinados a la calefacción.

En este próximo invierno, el precio del gas natural -que el 53 por ciento de los norteamericanos emplea para la calefacción- aumentará de un 25 a un 40 por ciento, mientras que el de un barril de petróleo se acercaba esta semana a los 40 dólares.

El precio del petróleo hoy es el más alto desde la guerra del Golfo Pérsico (1991), cuando el barril llegó a costar 41 dólares.

"Todavía no hay lugar para el pánico", según el economista Allison Wilkes, consultor de California. "No nos estamos quedando cortos de combustible como en la década del setenta, pero nos costará un poco más este invierno", agregó.

"Cuando vaya ahora a la gasolinera a cargar el tanque de su coche y le pidan 1.60 dólares por galón (casi cuatro litros) -o sea 70 centavos mas de lo que pagaban hace un año- piense que en Londres o París los conductores esperan veinte minutos en la cola para pagar 4 dólares el galón, y a veces encontrarse con que las bombas se quedaron sin gasolina", consuela el "USA Today" a sus lectores.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores