La dieta influye en prevención y tratamiento de cáncer de mama

La dieta alimenticia influye tanto en la prevención como en el tratamiento del cáncer de mama, según expertos reunidos en la II Conferencia Europea sobre Cáncer de Mama, en la que han apostado por reconciliar los tratamientos tradicionales, como la quimioterapia, con las terapias alternativas.

27 de Septiembre de 2000 | 13:29 | EFE
BRUSELAS.- La dieta alimenticia influye tanto en la prevención como en el tratamiento del cáncer de mama, según expertos reunidos en la II Conferencia Europea sobre Cáncer de Mama, en la que han apostado por reconciliar los tratamientos tradicionales, como la quimioterapia, con las terapias alternativas.

El doctor Michael van Straten, terapeuta del Centro de Ayuda a Enfermos de Cáncer en Bristol (Inglaterra), se refirió, en una conferencia de prensa, a los numerosos datos epidemiológicos que demuestran el valor de la alimentación en la reducción del riesgo de padecer cáncer de mama y en el incremento de la supervivencia cuando ha aparecido la enfermedad.

En lo referente a la prevención, aseguró que hay datos que avalan la tesis de que la incidencia del cáncer de mama es menor en aquellas personas cuya dieta es rica en selenio, algunas frutas y verduras, como el repollo, y otros productos como el ajo y la soja.

En cuanto al tratamiento, el doctor van Straten destacó el incremento en la calidad de vida y la mejora en la evolución de la enfermedad que se registró en su centro con pacientes que modificaron su dieta.

El terapeuta destacó los beneficios de la medicina complementaria -en la que englobó la dieta, el ejercicio físico y otros métodos como la musicoterapia o los masajes- para tratar los síntomas de la menopausia.

En su opinión, no es de extrañar que, como ocurre en Inglaterra, cada vez haya menos mujeres que opten por tratamientos tradicionales para combatir los efectos de la menopausia.

Añadió que aunque los beneficios de estos tratamientos son reales, también es cierto que con ellos se incrementa el riesgo de padecer cáncer de mama y, según dijo, aunque en cualquier caso ese riesgo es pequeño, tampoco es "aceptable".

Abogó, en este sentido, por que las mujeres eviten ese riesgo utilizando terapias alternativas, como la combinación de la ingestión de hierbas, extractos de plantas y minerales con un cambio en su estilo de vida, que puede tener efectos tan beneficiosos como el tratamiento hormonal.

Por su parte, el profesor John Smith, director de la unidad de investigación del cáncer del Hospital General de Edimburgo (Escocia), consideró prioritaria la necesidad de resolver el conflicto entre los tratamientos convencionales y los complementarios, pues esto permitiría mejorar notablemente los resultados en la curación del cáncer.

Smith aseguró que es una "pérdida de tiempo" el que ambas partes sigan manteniéndose en guerra por inapropiados escepticísmos que sólo van -dijo- en detrimento de los pacientes.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores