Parlamentarios italianos proponen enviar virus a sitios pederastas

La propuesta ha provocado polémica especialmente en lo relacionado con posibles usos benéficos de virus informáticos y del alcance legal que habría en "atacar" sitios en Internet pertenecientes a otros países.

05 de Octubre de 2000 | 10:44 | EFE
ROMA.- La propuesta de un grupo de diputados del centro-derecha de "bombardear" con virus informáticos los sitios de pederastas en la red ha sido recibida con perplejidad por los expertos en ordenadores y no es compartida por la mayoría del Parlamento italiano.

El origen de la propuesta está en el caso de la red de pederastas que, con base en Rusia, suministraba en Italia videos de carácter violento y sexual que tenían como protagonistas a niños y que eran comercializados a través de Internet.

La idea surgió en la Comisión para la Infancia integrada por diputados y senadores y fue hecha pública por Alessandra Mussolini, de la conservadora Alianza Nacional, en la oposición.

Aunque la ministra para la Solidaridad Social, Livia Turco, había expuesto inicialmente un parecer favorable a la iniciativa, la presidenta de la Comisión, Mariella Scirea, de la coalición de centro-izquierda, aseguró rápidamente que no se trataba de una propuesta oficial.

Scirea invitó a la polémica al pedir públicamente a los parlamentarios que "dejen de plantear iniciativas que sólo buscan ser noticia y empiecen a trabajar con seriedad".

La respuesta de Mussolini fue empezar a pedir firmas entre los parlamentarios con objeto de transformar la idea en una proposición de ley y al final obtuvo una cifra insuficiente, 140, pertenecientes a los representantes del centro-derecha, ya que entre la mayoría gobernante no consiguió ninguna.

Aparte de su escasa viabilidad política, la idea no es fácil de llevar adelante desde el punto de vista técnico según los expertos, ya que antes de "bombardear" un sitio es necesario identificarlo e inventar un virus muy potente, ya que casi todas las páginas de internet están bien protegidas.

En cualquier caso, los gestores de los sitios estarían en disposición de reactivarlos en pocos días sin ni siquiera perder el contenido original, que estaría seguro conservado en un CD-Rom.

También surgen dudas éticas acerca del hecho de emplear virus, un instrumento ilegal, aunque fuera para un buen fin, al margen de que la mayor parte de los sitios susceptibles de ser "bombardeados" no son italianos, sino extranjeros.

El caso de los pederastas rusos tiene otra vertiente polémica con el debate sobre la posibilidad de castrar químicamente mediante hormonas a los adultos que tengan ese comportamiento.

A este respecto, expertos urólogos han cuestionado esa perspectiva, como Francesco Sasso, para quien el bloqueo químico de la libido "en el joven es reversible, ya que se interviene sobre una disfunción que es de naturaleza psiquiátrica".

Contrario a esa medida se ha mostrado, desde el ámbito jurídico, el fiscal general de Milán Francesco Saverio Borrelli, que ha asegurado que "no pienso que pueda entrar en el marco de una sociedad organizada de manera cívica".

Mientras tanto, continúa la polémica derivada de la emisión por la cadena estatal "RAI" de imágenes en las que aparecían niños desnudos junto a pederastas y que motivaron la dimisión del director del primer canal, Gad Lerner.

En su despedida ante las cámaras, Lerner había acusado al presidente de la Comisión de Vigilancia de la "RAI" y parlamentario de AN Mario Landolfi de haberle pedido una recomendación para un redactor, lo que en principio rechazó.

Ahora Landolfi ha pasado a admitir que sí hizo esa petición y que, en todo caso, fue inoportuno, pero que no hay nada de negativo en interesarse por la situación de un trabajador precario, como era el caso, explicaciones que no le han ayudado, puesto que la mayoría parlamentaria de centro-izquierda exige su dimisión.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores