Punta Arenas: primera ciudad abarcada por agujero en capa ozono

El investigador Dean Peterson formuló que durante los días 9 y 10 de septiembre el agujero se extendió sobre Punta Arenas y habría expuesto a sus residentes a elevados niveles de radiación ultravioleta. El experto advirtió que segmentos del agujero podrían afectar otras localidades en Argentina, Sudáfrica, Australia o Nueva Zelanda.

05 de Octubre de 2000 | 11:55 | Associated Press
WELLINGTON.- El hoyo en la capa de ozono sobre la Antártida alcanza un tamaño sin precedentes y ahora abarca por primera vez un centro poblado, la localidad austral chilena de Punta Arenas, según formuló un científico neocelandés.

Según datos de la agencia espacial norteamericana NASA, el agujero cubre ahora 29,3 millones de kilómetros cuadrados, dijo el científico de investigaciones atmosféricas Stephen Wood.

Durante los días 9 y 10 de septiembre, el agujero se extendió sobre Punta Arenas y expuso a los residentes de esa ciudad a elevados niveles de radiación ultravioleta.

Un exceso de radiación ultravioleta puede ocasionar cáncer de la piel y destruir las plantas minúsculas que constituyen la base de la cadena alimenticia.

Wood es investigador del Instituto Nacional de Agua e Investigaciones Atmosféricas de Nueva Zelanda.

El doctor Dean Peterson, del grupo investigador de la Antártida y Nueva Zelanda, dijo que los datos indican que por primera vez una ciudad ha quedado expuesta al agujero de ozono.

"Con el paso del tiempo, aumentan las posibilidades de que las zonas pobladas sean alcanzadas por bajos niveles de ozono", dijo Peterson, que forma parte del grupo investigador.

Peterson dijo que segmentos del agujero podrían afectar a Argentina, Sudáfrica, Australia o Nueva Zelanda.

El mes pasado, los científicos expresaron sorpresa cuando los datos de la NASA correspondientes al 3 de septiembre indicaron que el agujero medía 28,5 millones de kilómetros cuadrados, su máxima dimensión desde que se recogen estos tipos de datos.

Se cree que las bajas temperaturas sin precedente registradas este año en la estratósfera han contribuido a la expansión del agujero durante la primavera del hemisferio austral.

La merma del ozono sobre la Antártida comienza en julio, cuando la luz solar desata reacciones químicas en el aire atrapado sobre el polo sur durante el invierno austral. Las reacciones se intensifican en agosto y septiembre antes de reducirse con el alza de las temperaturas a fines de noviembre o principios de diciembre, al comienzo del verano austral.

La merma de la capa de ozono sobre la Antártida y el Artico es objeto de estudio porque el ozono protege la Tierra de la nociva radiación ultravioleta.

Sustancias de fabricación humana como los compuestos del cloruro utilizados en atomizadores, refrigerantes y otras aplicaciones industriales, y del bromuro, utilizado en sustancias para combatir incendios, son las principales causantes de la merma del ozono en la atmósfera.

La temperatura de la Antártida también reduce de manera significativa las dimensiones del agujero de cada año. A comienzos de octubre, el alza de las temperaturas reduce la capacidad del cloruro y otros gases para destruir el ozono.

En general, los expertos afirman que el nivel de sustancias destructoras del ozono en la atmósfera ha bajado gracias al llamado Protocolo de Montreal, que compromete a los países firmantes a eliminar la producción y el uso de las sustancias perjudiciales para la capa de ese gas.

Pero los expertos también sostienen que una recuperación significativa de los niveles de ozono en la atmósfera podría tardar por lo menos 20 años.

"Aunque el nivel del cloruro comenzará a reducirse en los próximos diez años, continuarán las variaciones climáticas", dijo Peterson.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores