Discovery hará hoy un nuevo intento por regresar a la Tierra

Agobiado por cuatro retrasos en su lanzamiento a comienzos de este mes y dos aplazamientos en su retorno tras una exitosa misión de 11 días, el transbordador tuvo que permanecer ayer un día más en el espacio a la espera de que mejoren las condiciones de tiempo en Cabo Cañaveral, en Florida, o en la región de la base Edwards de la fuerza aérea, en California.

24 de Octubre de 2000 | 06:31 | EFE
HOUSTON.- Los siete astronautas del Discovery harán hoy un nuevo intento de regresar a Tierra para iniciar las postergadas celebraciones de la misión número 100 de los transbordadores espaciales de Estados Unidos.

Agobiado por cuatro retrasos en su lanzamiento a comienzos de este mes y dos aplazamientos en su retorno tras una exitosa misión de 11 días, el Discovery tuvo que permanecer ayer lunes un día más en el espacio a la espera de que mejoren las condiciones del tiempo en Cabo Cañaveral, en Florida, o en la región de la base Edwards de la fuerza aérea, en California.

El centro de la península de la Florida fue barrido en las últimas horas por vientos intensos, mientras que el punto de descenso alterno en California era azotado por lluvias torrenciales, vientos y nubes bajas que hacían imposible una maniobra segura de descenso, dijeron fuentes de la NASA.

Con combustible suficiente para permanecer en el espacio hasta mañana miércoles, los astronautas del transbordador recibieron anoche la noticia de que debían mantenerse en órbita por lo menos 24 horas más ante la turbulencia meteorológica en ambos sitios de descenso.

La primera oportunidad de descenso que están considerando las autoridades de la misión del Discovery sería a las 19.28 GMT en el Centro Espacial Kennedy.

Después, habrá dos más en la base Edwards de la fuerza aérea a las 20.59 GMT, y a las 22.35 GMT.

Como último recurso, y si no mejoran las condiciones del tiempo en ambos puntos, la NASA podría ordenar que el descenso del Discovery sobre la pista de White Sands, en el estado de Nuevo México, señalaron las fuentes.

En ese último punto, las condiciones del tiempo no plantearían ningún problema, dijeron fuentes del servicio meteorológico de Nuevo México.

Sin embargo, la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio preferiría que la misión termine en Cabo Cañaveral tal como se había programado.

El descenso en California supondría un gasto de un millón de dólares para trasladar la nave a través del país y, sobre todo, un atraso de por lo menos seis días en la próxima misión del Discovery fijada para febrero del próximo año.

De los 98 descensos de los transbordadores en casi 20 años 52 se han realizado en el Centro Espacial Kennedy, 45 en la base Edwards de la fuerza aérea y sólo uno en White Sands (1982). La misión 25 los transbordadores terminó en tragedia en 1986 cuando el Challenger estalló segundos después de su lanzamiento.

Las fuentes de la NASA indicaron que de mantenerse los pronósticos meteorológicos el descenso del Discovery se producirá en California, donde las condiciones han comenzado a mejorar.

"La previsión para Edwards es bastante buena para el martes", manifestó Leroy Cain, director de vuelo de la misión.

Pero la espera parece haber comenzado a afectar los nervios de los astronautas y su comandante Brian Duffy se mostró exasperado cuando se le dijo que debía resignarse a esperar 24 horas más tras el cuarto aplazamiento del día.

"Os hemos pedido muchísimo y habéis respondido con creces. Tendremos que pediros nuevamente de lo mismo", manifestó el control de la misión tras transcurrir sin visos de mejora climática la última oportunidad de ordenar el descenso el lunes.

Pero, a pesar de los problemas que le han agobiado en su lanzamiento y en su regreso a tierra, la misión del Discovery ha tenido amplio éxito en su compleja misión de agregar dos nuevos módulos a la Estación Espacial Internacional y preparar sus instalaciones para la llegada de sus tres primeros moradores permanentes en noviembre.

En cuatro paseos espaciales, los tripulantes de la nave acoplaron al complejo varias estructuras de difícil manipulación, utilizando el brazo robot que el Discovery lleva en su bodega de carga.

El complejo espacial, que cuenta con tres módulos, dispone ahora de un nuevo puerto de atraque y de una estructura para sustentar los paneles solares que le van a proporcionar la energía que necesita para su funcionamiento.

Hasta ahora las autoridades de la NASA han restado importancia al hecho de que se trata de la misión número 100 de los transbordadores.

"Se trata sólo de un número, aunque celebraremos su éxito", manifestó uno de los controles de la misión en Cabo Cañaveral antes de que ésta se iniciara a comienzos de octubre.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores