Observatorio ALMA en el norte de Chile logra por primera vez conectar tres antenas

La instalación astronómica más grande del mundo obtuvo imágenes y señales que anticipan lo que se podrá obtener cuando esté completa.

SANTIAGO.- En el norte de Chile se está instalando el proyecto ALMA, (Atacama Large Millimeter/submillimeter Array), la instalación astronómica más grande que contempla un telescopio que comprenden un complejo de 66 antenas gigantes.


Pero de ellas, recién se han instalado tres, y los encargados del proyecto están más que felices porque ya están todas operando y comunicándose, lo que representa un hito importantísimo dentro del desarrollo de ALMA, clave para obtener las imágenes de alta calidad que se supone que esta herramienta debería otorgar a los astrónomos.


Porque según informó el ESO (Observatorio Europeo Austral), por primera vez los astrónomos e ingenieros han conectado con éxito tres de las antenas en el sitio de observación ubicado a 5.000 metros de altura en la región de Atacama, luego de una serie de pruebas técnicas


Tener tres antenas observando al unísono allana el camino para tener imágenes precisas del Universo frío en una resolución sin precedentes, al proporcionar el contacto que faltaba para corregir los errores que surgen cuando se están usando sólo dos antenas.


“La primera señal observada fue en octubre usando sólo dos antenas de ALMA y puede compararse con los primeros balbuceos de un bebé”, dice Leonardo Testi, Project Scientist de Europa para ALMA. “Observar con una tercera antena representa el momento cuando el bebé dice su primera palabra con significado, no una oración completa aún, pero sin duda ¡muy emocionante! La conexión de las tres antenas es en realidad el primer paso hacia nuestro objetivo de conseguir imágenes precisas y nítidas a longitudes de onda submilimétricas”.


El enlace del trío de antenas fue una prueba clave de todo el sistema electrónico y de software que está siendo instalado en ALMA. Una vez completo, el sistema tendrá al menos 66 antenas operando en conjunto como un “interferómetro”, es decir, trabajando como un solo y enorme telescopio, explorando el cielo a longitudes de onda milimétricas y submilimétricas de luz.


Se espera que ALMA logre entregar las primeras imágenes alrededor de 2011, cuando el resto de las antenas ya estén instaladas. Después de eso, el interferómetro crecerá a paso seguro para alcanzar su completo potencial científico con al menos 66 antenas.

Emol
Lunes, 4 de Enero de 2010, 14:08
Recomienda esta noticia a tus amigos.
Comentarios mejor valorados en Tecnología
Buscar...
Buscador EmolValor FuturoFaroxGuioteca.comAutolocal.clMimix.clAdxion