Antes, durante y después

Canal 13, el organizador del certamen, le está sacando todo el partido posible al gigantesco evento. Mañana, mediodía, tarde y noche: prácticamente todo lo que transmite por estos días en su pantalla está relacionado con el Festival de Viña.

16 de Febrero de 2000 | 08:35 | El Mercurio
SANTIAGO.- Para el canal organizador del festival es un deber sacarle todo el partido que sea posible al gigantesco evento. Esa fue la tradición de TVN y también de Megavisión. Pero como lo que está haciendo Canal 13, no se había visto antes.

Mañana, mediodía, tarde y noche: prácticamente todo lo que transmite por estos días en su pantalla está relacionado con el festival. El matinal se trasladó a la ciudad jardín, con Paulina Nin de Cardona, Pancho Toro y "Cosita" incluidos. A las doce comienza "Venga al festival", conducido desde la piscina del Hotel O'Higgins por José Alfredo Fuentes. Y en la tarde nos llega "La movida del festival", con Angélica Castro y Kike Morandé en la animación.

El resultado es un continuo de chimuchina, risotadas, bailes, contactos playeros, entrevistas, mujeres en bikini o pronunciados escotes (Viña es el paraíso del voyerismo, nos enseña la televisión), comentarios, cantantes medio experimentales, griterío, y toda esa autopromoción de la que Canal 13 está haciendo marca registrada.

La idea es que nadie que pase por su pantalla deje de saber que Viña tiene festival. Que nadie espere, eso sí, gran nivel televisivo. Esto es fiesta, festín, aunque la denominación más adecuada es la de "chingana". El festival puede resultar bueno, mediocre o derechamente malo, pero lo comido y lo bailado no se los quitará nadie a todos los que estén en Viña y a todos los que "sigan la señal".

Los tres programas especiales comenzaron fríos, con errores en los enlaces y problemas de sonido. Ya al segundo día el ritmo aumentó y las imperfecciones se fueron superando, pero los tres programas comenzaron a parecerse tanto que uno ya no sabe cuál está viendo.

Viña por la mañana no termina de convencer. Paulina Nin se tiene que enfrentar a un "Buenos días a todos", de TVN, que hizo suya la fiesta matinal hace tiempo. La ternura de la conductora y todos sus buenos deseos a estas alturas agotan y para los días que vienen sólo se pueden pronosticar nuevos remojos en almíbar para los grandes artistas que lleguen a su set.

Al mediodía hay algo más de variedad, pero habrá que esperar a que lleguen todos los pesos pesados y a que vayan a conversar con Fuentes para darle un sentido mayor al programa. El énfasis ha estado demasiado en un escenario playero donde se presentan dobles de artistas, conjuntos de aeróbica y desfiles de modelos.

Le hace falta un momento mayor para el relajo. El primer día llegó sólo en los dos minutos finales, con un comentario de la periodista Verónica Neumann acerca de lo que viene en la Quinta Vergara.

Mejores oportunidades las tiene "La movida del festival", que cuenta con un espacio más silencioso y mejor dispuesto para darse un respiro (que es lo que realmente hace falta a estas alturas). Pero convertirse en un programa atractivo dependerá no sólo de un esfuerzo de producción (que existe en los tres programas), sino sobre todo en la creación de un ambiente adecuado. Por el momento, Morandé y Angélica Castro no han podido romper el hielo, y están mucho más preocupados del libreto y de ellos mismos que de escuchar lo que dicen los invitados.

Al periodista Iván Valenzuela, de radio Cooperativa, por ejemplo, lo interrumpieron mil veces mientras trataba de hablar sobre la historia del certamen. Incluso la cámara lo ignoró un poco, y jamás le hizo un primer plano. Además, hay espacios que sobran, como la elección de la Miss Movida y la incalificable participación de Claudia Conserva y Marcelo Comparini haciendo de reporteros de medio pelo.

Tal como se esperaba, Canal 13 puso toda la carne sobre la parrilla para Viña 2000. Será un asado largo de cocinar y digerir.

Paulo Ramírez
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores