El desconocido ahora es ídolo en Viña

George Willems ("Julie") marcó un hecho inédito en las competencias festivaleras.

18 de Febrero de 2000 | 08:54 | EL MERCURIO
VIÑA DEL MAR.- "Como intérprete, ha sido la sorpresa del festival. Estoy en la orquesta desde el año '71 y nunca había visto al público aplaudir de pie a una canción de la competencia. Eso es inédito".

Así calificó ayer el director de orquesta Horacio Saavedra la actuación de George Willems en la noche inaugural, cuando interpretó la canción "Julie", de Julio Bernardo Euson. Según el director, los suyos "son timbres muy distintos. Es lo que llamamos un crooner. Es una voz muy profunda, abaritonada, muy varonil".

Willems está contento e impresionado además de la reacción del público. "Fue una ovación tremenda, muy agradable, casi un 80 por ciento del público me aplaudió de pie, hicieron mucho ruido después de que canté".

El intérprete, que ha hecho una carrera dedicada básicamente a cruceros y festivales internacionales, además está sorprendido de su nuevo rol de estrella. "No puedo caminar por la calle, todo el mundo está muy pendiente del festival, salí con gorrita a ver si no me reconocían, pero aún así me pidieron autógrafos".

Respecto a las demás canciones en competencia, el representante de Curazao sintió mucho respeto por la interpretación de Gloria Simonetti de "Mira, mira", y comparado con el otro intérprete más esperado de este certamen, Peabo Bryson, quien anoche defendió "Let me try again" (la versión en inglés de "Laisse-moi le temps", de Caravelli y Jourdan), clarificó las diferencias: "Yo soy un barítono, llego fácil a tenor y Peabo llega fácilmente más arriba". En cuanto a la posibilidad de clasificar para la final, Willems, con su tono bajo y retumbante resume: "Si llego a la final voy a ser un poco bruto, voy a finiquitar con ganas".
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores