Emilio Estefan: "Nunca Me He Equivocado"

El respetado e influyente productor cubano, quien recibió un homenaje a su carrera en la Quinta Vergara, tienes las cosas claras. Está seguro de que Santana arrasará este año en los Grammy y de que ya es momento de que los latinos dejen de grabar en inglés. Es hora, dice, de ir en reversa.

19 de Febrero de 2000 | 01:10 | El Mercurio
Emilio Estefan tiene su pronóstico para el próximo miércoles. "Estoy seguro de que Santana se va a llevar todo", dice y lanza una de sus afables sonrisas. Habla de los Grammy, la ceremonia que este año ha sonado como nunca antes en los días de festival.

Es que el famoso productor cubano, el "Rey Midas" de la música latina, el dueño de un imperio musical con base en Miami, Estefan Entreprises, avaluado en más de 650 millones de dólares, es uno de los nombres involucrados directamente con los premios norteamericanos de la música. Con ocho estatuilla ya ganadas en su trayectoria, este año postula por su trabajo en "Mi tierra", el álbum que su esposa Gloria vendió por millones en todo el mundo.

"Competimos con Santana en la misma categoría, pero él merece ganar todo. Es un hombre que hace muchos años tuvo una visión y yo, más que nadie, puedo saber lo duro que era ser latino cuando él empezó. Si gana, va a ayudar a que se abran aún más las puertas musicales para el mundo latino".

Por ese compromiso, Emilio Estefan apenas pudo estar un día en Chile. Anoche recibió un homenaje a su premiada carrera artística en la Quinta Vergara y hoy parte a encontrarse con su familia para seguir rumbo a Los Angeles. A una cita que este año, gracias a sus aciertos, tendrá al mundo hispano como protagonista.

"Yo no soy el único culpable, sino uno de los pocos", dice el productor del disco en inglés con el que Ricky Martin afiebró al mundo entero. "La invasión latina comenzó, hace muchos años, con Santana, Feliciano, Julio Iglesias... Para todos nosotros fue difícil triunfar en Estados Unidos con el ritmo latino, porque en ese tiempo, con Gloria y Miami Sound Machine, nadie quería sonidos foráneos. Pero nunca negamos nuestra raíces y siempre quisimos mantener el sabor de nuestra familia", recuerda.

Fueron tiempos duros. Hoy, los primeros lugares de las listas americanas están dominados por nombres como Gloria Estefan (próxima a editar un disco en mayo), Ricky Martin, Jon Secada, Jennifer López y Marc Anthony. Todos ellos producidos, manejados y/o guiados por el hombre más poderoso del mercado hispano.

-¿Por qué recién ahora explotó el sonido latino en el mundo?
"Antes, el planeta no estaba listo. Todo el trabajo de Santana, de Gloria, ayudó a educar a la gente. Hace veinte años esto no habría sido posible".

-¿Y no puede llegar a saturar esta invasión?
"Hay toda una generación nueva de chicos de sangre latina nacidos en Estados Unidos, como Christina Aguilera, que no vas a poder evitar que triunfen. Pero yo creo que ya no hay que preocuparse del mercado norteamericano. Hay que grabar en español. Si el disco es bueno y es hecho por gente hispana, hay que hacerlo en castellano... Ya triunfé en Norteamérica con discos en inglés y ahora quiero hacerlo en reversa, dedicarme a promover la música latina".

-¿Cómo eliges a los artistas que quieren trabajar contigo?
"Creo en el destino, en la personalidad, en ver si tienen sonido propio. Veo también el alma de las personas, tiene que haber algo que me diga que aman lo que hace."

-¿Te has equivocado en una elección?
"No, nunca me he equivocado... Me acuerdo que la primera persona con la que trabajé fue con Cachao. Y cuando llamé a la compañía discográfica me dijeron que estaba loco, que era un músico muy viejo y que ya no podía hacer giras. Ese año, Cachao se ganó el Grammy".
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores