Partido Comunista se querellará contra Estados Unidos

Además de querellarse por el daño causado al Gobierno del presidente Salvador Allende y a la sociedad chilena a comienzos de la década de los años 70, exigirá indemnizaciones por los crímenes políticos que se cometieron durante el gobierno de Allende (1970-1973) y el de Augusto Pinochet (1973-1990).

29 de Septiembre de 2000 | 15:33 | EFE
SANTIAGO.- El Partido Comunista chileno anunció hoy que se querellará contra el Estado norteamericano por el daño causado al Gobierno del presidente Salvador Allende y a la sociedad chilena a comienzos de la década de los años 70.

Además, exigirá indemnizaciones por los crímenes políticos que se cometieron durante el gobierno de Allende (1970-1973) y en la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990), en los que se compruebe la participación de agentes de la Central de Inteligencia de Estados Unidos (CIA).

"Nos vamos a querellar contra el Estado norteamericano. No es fácil, pero hemos solicitado el apoyo de expertos en derecho internacional y buscamos la ayuda de grupos estadounidenses", declaró a EFE la secretaria general del Partido Comunista chileno, Gladys Marín.

La dirigente, ex candidata a la presidencia de Chile, sostuvo que tanto el Gobierno de EEUU como las Fuerzas Armadas chilenas tienen la obligación de revelar los nombres de los agentes de la CIA y de los militares chilenos que estuvieron involucrados en ese organismo de espionaje, "y de quienes aún lo siguen siendo" acotó.

El llamado informe Hinchey, conocido en Chile hace dos semanas reveló que el jefe de la DINA, (la policía secreta de Pinochet) Manuel Contreras, fue informante pagado de la CIA.

Contreras, que es general retirado, cumple una condena de 7 años de prisión desde 1995 como autor intelectual del homicidio del ex canciller chileno Orlando Letelier, en un atentado explosivo perpetrado en Washghington en 1976.

Entre las revelaciones de la CIA también figura la de haber pagado a parlamentarios de la centrista Democracia Cristiana (DC) para que no elegieran presidente al socialista Salvador Allende en 1970.

"Nos parecen increíble las revelaciones de este documento, es inconcebible que el Gobierno norteamericano, reconociendo de que se torturaba y asesinaba en Chile, siguiera financiando a uniformados que eran agentes de la CIA, y no solamente a Manuel Contreras", resaltó la dirigente comunista.

Gladys Marín señaló que Chile no puede permanecer impávido ante estas "graves revelaciones" y emplazó al Gobierno del presidente Ricardo Lagos, a que exija a su similar de EE.UU. que desclasifique todos los documentos de la CIA que hablan de relaciones con esta nación suramericana.

Tras acusar a la CIA de seguir interviniendo en las soberanías de otros pueblos, la dirigente hizo votos porque los tribunales estadounidenses sometan a procesos a todos los involucrados en los crímenes cometidos en Chile en la dictadura militar.

Marín, que presentó la primera de las 171 querellas que Pinochet afronta en los tribunales chilenos, por la desaparición de su esposo, se extrañó por lo que considera una actitud renuente de las autoridades chilenas a exigir explicaciones directas y abiertas a Estados Unidos.

La Cancillería envió el pasado miércoles una nota diplomática a Estados Unidos en la que pide explicaciones sobre los episodios de intervención de la CIA antes del golpe de Estados de 1973 y durante la dictadura militar.

Marín dijo a EFE que el Ejército chileno carece de "patriotismo total" en alusión al silencio que ha guardado la institución frente al escándalo desatado por ese informe que involucra a militares como agentes de la CIA.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores