Amnistía dice continúan denuncias de tortura de policía chilena

El secretario general de Amnistía Internacional, Pierre Sané, aseguró que su organización sigue recibiendo denuncias de tortura por parte de la policía local. "(Los policías) deben ser reformados, para que comprendan que la investigación no es pegarle a la gente para obtener una confesión", afirmó.

03 de Octubre de 2000 | 10:23 | Reuters
SANTIAGO.- El secretario general de Amnistía Internacional, Pierre Sané, dijo el lunes que, a pesar de que hace diez años terminó la dictadura militar en Chile, su organización sigue recibiendo denuncias de tortura por parte de la policía local.

"(Los policías) deben ser reformados, para que comprendan que la investigación no es pegarle a la gente para obtener una confesión", dijo Sané a periodistas, luego de una visita al canciller chileno subrogante, Heraldo Muñoz.

Agregó que los servicios policiales requieren capacitación y, si existen casos comprobados de tortura, los responsables deben ser castigados.

Amnistía Internacional es un movimiento mundial pro derechos humanos que trabaja por la liberación de los presos de conciencia.

Chile se encuentra aún en la vista de este organismo tras denuncias de torturas y malos tratos a detenidos por la policía, la jurisdicción de tribunales militares sobre casos civiles y sobre militares acusados de violaciones a los derechos humanos, y la permanencia de la pena de muerte en la ley local.

"Este planteamiento lo recibimos, pero no lo compartimos", respondió el canciller Muñoz, quien aclaró que pueden existir conductas puntuales, pero la tortura no es una actitud policial generalizada.

"Quizás puedan existir casos puntuales. Y estoy seguro de que si existen, las altas autoridades de la policía estarán dispuestos a resolverlos", añadió.

Amnistía fue uno de los movimientos que se hizo parte en el juicio que siguieron los tribunales británicos en contra del ex gobernante Augusto Pinochet, de 84 años, por la solicitud de detención hecha por un juez español que investigaba acusaciones criminales contra el anciano militar.

"El arresto del general Pinochet fue uno de los acontecimientos más importantes desde la adopción de la declaración de Derechos Humanos. Es un acontecimiento histórico que establece (...) que nadie está sobre la ley", comentó Sané.

Esta organización se opuso al procedimiento que adoptó el ministro del Interior, Jack Straw, para liberar a Pinochet de su reclusión en marzo pasado, por considerarlo poco transparente y que finalmente terminó con la repatriación del militar debido a su deteriorado estado de salud.

"La decisión de Straw fue política, Chile tiene sus propias leyes (...), por lo tanto la decisión de Straw no tiene ninguna aplicación en Chile", dijo el secretario general de Amnistía.

Pinochet está a las puertas de un juicio en su país después de que fue despojado de su inmunidad como senador vitalicio no electo.

El procesamiento de Pinochet podría tardar algunos meses más debido a la decisión de un juez local de someter al ex dictador a exámenes mentales, de acuerdo a la legislación vigente.

Los abogados del octogenario militar aducen que sus enfermedades físicas le impiden dirigir la defensa y, por lo tanto, enfrentar un juicio justo.

El ex gobernante militar está acusado de ser autor intelectual de los crímenes de la denominada "Caravana de la Muerte", una comitiva militar que recorrió el país exterminando opositores a la dictadura en octubre de 1973.

Amnistía Internacional se ciñó estrictamente a la ley chilena, en cuanto a que las razones de salud no proceden, por tanto Pinochet sólo puede ser exonerado de culpa si un examen mental lo declara "loco" o "demente".

"Si el examen médico sobre el estado mental del general Pinochet, de acuerdo a la ley chilena, establece que no está capaz de enfrentar un juicio y si se hace de manera abierta y transparente (...), no nos opondríamos al fallo de esa corte", puntualizó Pierre Sané.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores