Prokurica: Irregularidades en empresas públicas se debe a cuoteo político

"En ninguna empresa privada, en que las deudas son cuantiosas y los balances arojan cifras negativas, quienes la administran pueden darse una fiesta de indemnizaciones que no guardan relación alguna con sus méritos", replicó el diputado de Renovación Nacional Baldo Prokurica a los dichos del ex Presidente de la República Patricio Aylwin.

09 de Octubre de 2000 | 15:49 | ORBE
SANTIAGO.- El diputado de Renovación Nacional Baldo Prokurica afirmó que culpar a los criterios de mercado, y al mercado, de los abusos cometidos en las empresas del Estado por las abultadas indemnizaciones no tiene cabida.

De esta manera se refirió el parlamentario a los dichos del ex Presidente de la República Patricio Aylwin, agregando que de haberse aplicado los criterios de mercado "nada de esto habría ocurrido".

"En ninguna empresa privada, en que las deudas son cuantiosas y los balances arojan cifras negativas, quienes la administran pueden darse una fiesta de indemnizaciones que no guardan relación alguna con sus méritos, con lo que aportan a la empresa y con la realidad que ésta vive", replicó Prokurica.

Además de eso, continuó, "en ninguna empresa privada se cobran indemnizaciones de 46 millones de pesos, por ejemplo, habiendo estado un par de años en ella. Más aún, si sus dueños, es decir todos los chilenos, tienen que hacer colas para atenderse en los hospitales".

Dijo que, por otra parte, los criterios del mercado no permitirían que a los dueños de las empresas se les negara conocer el sueldo que ganan sus empleados, y tampoco sus dueños entregarían la administración de sus empresas en manos de sus amigos o correligionarios políticos, sin tomar en cuenta su capacidad técnica o idoneidad moral.

"Más aún -dijo Prokurica-, estos argumentos resultan extemporáneos cuando provienen de personas que han sido gobierno durante 11 años y nunca hicieron esfuerzo alguno por cambiarlos".

"Finalmente, el parlamentario de Renovación Nacional expresó que la principal razón de los escandalosos hechos ocurridos es haber seleccionado a administradores de empresas del Estado, más por su militancia que por razones de idoneidad técnica y moral".

"Mientras sea el cuoteo político el que determine a quiénes son los que administran las empresas del Estado, ni la ley más perfecta podría evitar que estos hechos vuelvan a repetirse", concluyó.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores