Clínica dice que Frei no murió envenenado como duda su hija

La nueva administración de la Clínica Santa María ratificó hoy que, de acuerdo a los antecedentes que en su momento fueron oportunamente informados, "el ex presidente Eduardo Frei Montalva falleció a raíz de complicaciones de una intervención quirúrgica".

12 de Octubre de 2000 | 18:30 | ANSA
SANTIAGO.- La nueva administración de la Clínica Santa María ratificó hoy que, de acuerdo a los antecedentes que en su momento fueron oportunamente informados, "el ex presidente Eduardo Frei Montalva falleció a raíz de complicaciones de una intervención quirúrgica".

La clínica salió así al paso de las impactantes declaraciones de Carmen Frei, hija del ex mandatario, quien sostuvo el miércoles ante el Congreso que tiene dudas de si su padre no fue, en realidad, envenenado, en 1982, por los organismos represivos del entonces régimen militar.

Frei era el más importante líder de la oposición y debió ser internado a raíz de complicaciones surgidas tras una operación por una hernia inguinal.


La Clínica agregó en un comunicado que "los médicos que proporcionaron atención al ex mandatario fueron elegidos por la propia familia y no han pertenecido a esta institución".

A su vez, el historiador Cristián Gazmuri -quien publicó una extensa biografía del carismático líder demócrata cristiano que molestó a la familia- dijo que "comparto esa duda, pero no encontré ninguna prueba definitiva, ni clara; ni una semiprueba de que eso ocurrió. Solamente presunciones".

Eduardo Frei hijo, hasta marzo presidente de la República y hoy senador vitalicio, reconoció por primera vez que "aquí hay una duda muy clara".

Frei cuestionó que en el libro no se hubieran incluido los antecedentes que se proporcionaron respecto de la muerte de su padre.

Carmen Frei contó que recibió nuevos antecedentes y que habría sido el químico Eugenio Berríos quien habría intoxicado a su padre con nuevas toxinas que estaba experimentando en Chile.

Berríos, quien aparece involucrado en varios crímenes bajo la dictadura y se le acusa de ser el autor del letal gas sarín, apareció muerto en una playa de Uruguay en 1995, luego de haber huido de Chile tres años antes tras haber sido citado a declarar en el proceso por la muerte del ex canciller Orlando Letelier.

Consultada Carmen Frei de por qué recién ahora manifestaba sus dudas y no hace 18 años, respondió que "fue tan doloroso el momento y tan angustiante porque fue inesperado que el tiempo -que va aquietando dolores- nos ha hecho reflexionar".

Dijo que sobre todo la impactó "el caso de la familia Prats, que después de 26 años quiere todavía saber la verdad".
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores