Pedido argentino de extraditar a Pinochet no afectaría relación con Chile

El gobierno chileno dijo el viernes que un eventual pedido de extradición del ex dictador Augusto Pinochet por parte de Argentina no alteraría las relaciones con ese país. "Tratándose de un proceso judicial (...) no puede enturbiar de manera alguna las relaciones con nuestro país", dijo la canciller, Soledad Alvear.

20 de Octubre de 2000 | 16:26 | Reuters
SANTIAGO- El gobierno chileno dijo el viernes que un eventual pedido de extradición del ex dictador Augusto Pinochet por parte de Argentina no alteraría las relaciones con ese país.

Familiares del ex comandante en jefe del ejército chileno, Carlos Prats, asesinado en Buenos Aires en 1974, demandaron a la justicia argentina que gestione la extradición de Pinochet para que sea juzgado por su presunta respondabilidad en ese crimen.

"Argentina tiene, por cierto, por haber ocurrido el delito en dicho país, el derecho a realizar las investigaciones pertinentes", dijo la canciller, Soledad Alvear.

"Tratándose de un proceso judicial (...) no puede enturbiar de manera alguna las relaciones con nuestro país", añadió.

El 9 de octubre se inició en Argentina el juicio oral por el crimen de Prats y su esposa.

El matrimonio murió en Buenos Aires el 29 de septiembre de 1974, producto de la detonación de una bomba en su automóvil.

Prats se había exiliado en Argentina luego de que renunció a la comandancia en jefe del ejército chileno en 1973, un mes antes del golpe de estado que encabezó Pinochet y que le permitió tomar el poder hasta 1990.

En el proceso judicial argentino han prestado declaración las hijas del asesinado general y Enrique Arancibia Clavel, el único acusado hasta ahora como autor del atentado explosivo.

Arancibia, sindicado como un ex agente de la temida policía política de los primeros años del régimen de Pinochet, la Dirección de Inteligencia Nacional (Dina), ha negado los cargos y reclamado su inocencia.

El ex dictador ha sido comprometido por el testimonios de ex colaboradores del estadounidense Michael Townley, un ex agente de la Dina que presuntamente colocó la bomba que acabó con la vida del matrimonio chileno.

Townley, autor del asesinato del ex canciller Orlando Letelier en Washington en 1976 también con una bomba en su automóvil, se encuentra acogido a un programa de protección a testigos en Estados Unidos.

Pero el año pasado accedió a prestar declaración ante la jueza argentina María Servini de Cubría que ha investigado la muerte de Prats.

La abogada de la familia Prats, Pamela Pereira, espera que la solicitud de extradición, presentada el jueves, sea acogida.

"Esperamos que efectivamente se dé curso a este pedido", declaró la abogada.

Sin embargo, la canciller Alvear no se pronunció sobre la opción de que los tribunales chilenos acojan el pedido si éste efectivamente es tramitado por la justicia argentina.

"Si la justicia Argentina quiere realizar diligencias judiciales en nuestro país deberá solicitarlo vía exhorto, para lo cual deberá pronunciarse nuestra Corte Suprema", dijo.

"Será el presidente de la (Corte) Suprema, tratándose de solicitudes de exhorto, quien determine si ésta es o no procedenete y si le da o no curso", añadió.

Pinochet se encuentra a las puertas de ser enjuiciado en Chile por crímenes durante régimen, luego de que la Corte Suprema le retiró definitivamente en agosto su inmunidad como senador vitalicio no electo.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores