Incidentes menores y apatía general en víspera de municipales

Incidentes menores, pronósticos triunfalistas por parte de todos los candidatos y una apatía generalizada de la población marcan el clima previo a las elecciones municipales que se desarrollarán en Chile el próximo domingo.

24 de Octubre de 2000 | 21:27 | EFE
SANTIAGO.- Incidentes menores, pronósticos triunfalistas por parte de todos los candidatos y una apatía generalizada de la población marcan el clima previo a las elecciones municipales que se desarrollarán en Chile el próximo domingo.

Estos comicios son los primeros bajo la presidencia del socialista Ricardo Lagos, que asumió el pasado 10 de marzo como el tercer presidente de la Concertación, la coalición de integran democristianos y socialdemócratas y que gobierna el país desde 1990.

A pocos días de las elecciones, la campaña se ha intensificado y también los enfrentamientos entre distintas brigadas con querellas, jóvenes presos y algunos heridos.

Excepto estos sucesos, considerados menores, la apatía ha sido la tónica de estas elecciones en las que participarán 8.089.363 electores, de las que se automarginaron al no inscribirse 1,5 millones de votantes, fundamentalmente jóvenes (1,1 millones).

Pese a esta cifra y a que el sábado pasado sólo se constituyó el 60 por ciento de las mesas receptoras de sufragios, el Gobierno no cree que el sistema electoral esté en crisis.

El subsecretario del Interior, Jorge Burgos, reconoció hoy que esta cifra no "es ideal" y subrayó que se han adoptado las garantías necesarias para que el día de los comicios todos los locales de votación estén funcionando.

"No diría que el sistema está en crisis", comentó Burgos, aunque coincidió con el director del Servicio Electoral, Juan Ignacio García, en que es necesario "modernizar y agilizar el sistema de constitución de las mesas", para lo cual ya existe un proyecto de ley.

Mientras tanto, los candidatos de la oposición derechista y los de la Concertación compiten en vaticinios optimistas.

Así por ejemplo, el ministro portavoz, Claudio Huepe, aseguró hoy, contra todos los pronósticos, que el bloque oficialista obtendrá más del 48 por ciento de los sufragios.

Huepe descartó que el próximo domingo se produzca un virtual empate político, como ocurrió en la primera vuelta de los comicios presidenciales celebrada en diciembre del pasado año.

"Estamos convencidos de que ese empate, del que tanto se han vanagloriado, prácticamente ha desaparecido y la ciudadanía va a volver a respaldar a la Concertación de una manera muy clara y masiva", indicó.

En otro plano, el ministro Huepe atribuyó la apatía del electorado en estos comicios a una desvaloración del rol de los partidos políticos y a la poca importancia que se concede a los gobiernos locales.

A la hora de los pronósticos, los partidos de la oposición de derecha, en cambio, coinciden en que en esta oportunidad la coalición oficialista sufrirá una fuerte baja electoral y confían en un fuerte repunte de sus fuerzas.

Ello a cuenta de la persistencia de la crisis económica y el desempleo y como secuela de las denuncias por el pago de millonarias indemnizaciones a altos funcionarios públicos durante el gobierno anterior.

A este escenario se ha sumado en las últimas semanas la seguidilla de enfrentamientos al interior del bloque oficialista, especialmente entre la Democracia Cristiana y el Partido por la Democracia (socialdemócrata).

Los analistas, por su parte, coinciden en que es muy difícil hacer pronósticos en una elección local donde pesan más los caudillismos e intereses regionales que los partidos políticos.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores