Presidente Lagos fijó prioridades para el 2001

Esfuerzos del Gobierno se centrarán en empleo, salud, educación y modernización del Estado.

31 de Octubre de 2000 | 18:51 | Emol.com
SANTIAGO.- El Presidente Ricardo Lagos anunció esta tarde en un mensaje desde el Palacio de La Moneda que la agenda gubernamental del próximo año se centrará en cuatro áreas fundamentales: empleo, salud, educación y modernización del Estado.

En cuanto al empleo, Ricardo Lagos afirmó que su Gobierno espera una "recuperación vigorosa y sostenida". Sin embargo, si las condiciones económicas no ayudan a esto, el Gobierno creará un fondo de contingencia que podrá desembolsar 100 mil millones de pesos cuando las autoridades lo estimen conveniente, recursos que serán administrados por el Ministerio del Trabajo y que se destinarán a crear rápidamente puestos laborales a jefes de hogar que no tienen trabajo. Además, este fondo servirá para capacitar y entrenar a los desempleados para una mayor eficiencia en su desempeño profesional.

El Primer Mandatario reiteró, asimismo, su interés por la aprobación de la ley que contempla el seguro de desempleo y las reformas laborales que fortalezcan a los sindicatos de trabajadores.

En el área de salud, el Primer Mandatario indicó que su prioridad es generar las condiciones para una reforma profunda y amplia del sistema de salud chileno. Dentro de los objetivos de esta reforma, el Presidente Lagos quiere asegurar a todos los chilenos que las enfermedades catastróficas "no serán más una fuente de tristeza y de situación difícil". También propondrá la creación de un sistema solidario de financiamiento de la salud.

Esta reforma se enviará al Parlamento durante el primer semestre del 2001 y se espera que con ella ningún niño menor de un año o adulto mayor de 65 demore más de 48 horas en ser atendido en un consultorio. Asimismo, se disminuirán los tiempos de espera para que los pacientes sean atendidos por especialistas.

En cuanto a la educación, el Gobierno centrará sus esfuerzos en tres aspectos. En primer lugar, aumentar en 40 mil cupos la educación prebásica, para llegar al final de los seis años de su gestión a 120 mil cupos en total. Además, mediante un programa de retención que beneficiará a 240 mil jóvenes, se buscará mantener una mayor cantidad de alumnos en la enseñanza media. Por último, se cambiará el acceso a la educación superior. En este sentido, Lagos anunció que después de rendir la Prueba de Aptitud Académica (PAA), cada joven entrará a una red que le indicará su situación socioeconómica y las becas o ayuda estatal a la que puede acceder. Asimismo, tanto los institutos profesionales como los centros de formación técnica recibirán ayuda el 2001.

Por último, con relación a la modernización del Estado, Lagos afirmó que su Gobierno buscará ser "más eficiente y democrático". "Quiero un Estado al servicio de la gente. Se llega al Estado a servir y no a servirse", enfatizó. Esto significa que la administración pública deberá ser más ágil y transparente.

En este sentido, el Primer Mandatario llamó a todos los sectores a concretar un acuerdo para modificar la Constitución y terminar definitivamente con los senadores designados y vitalicios, para lo cual, según señaló, es necesario modificar el sistema electoral binominal vigente.

Además, anunció el envío al Congreso de un proyecto de ley que consagra el estatuto de las empresas públicas, con el objetivo de que se garantice la eficiencia, competitividad y transparencia de la gestión. Asimismo, un estatuto de la dirección pública que establecerá las condiciones especiales para el desempeño en los cargos de confianza.

Finalmente, Ricardo Lagos envió un mensaje a los partidos políticos que integran la Concertación, y los llamó a tener unidad y coherencia para avanzar en los proyectos futuros.

Al Palacio de La Moneda llegaron para escuchar el discurso del Presidente dirigentes de partidos políticos, alcaldes, ministros y parlamentarios de la Concertación.

El ministro de Economía, José de Gregorio, dijo que los 100 mil millones de pesos que se utilizarán en el fondo de contingencia para el empleo saldrán del presupuesto nacional y "no cambian los objetivos fiscales del gobierno".

"Vamos a tener que hacer esfuerzos adicionales en materia de asignaciones y esfuerzos de otros gastos, pero está contemplado dentro del presupuesto", afirmó el secretario de Estado.

Agregó que los fondos los administrará el ministerio del Trabajo y los utilizará en diferentes programas que tienen por objetivo fortalecer el empleo.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores