Corre Bulo ordena arraigo de Pinochet en Chile

El Gral. (r) Augusto Pinochet recibió una orden de arraigo por 60 días dictada por el juez de la Corte Suprema Luis Correa Bulo, que instruye el proceso de extradición del veterano general a Argentina. La orden también afecta a otros cinco ex oficiales del ejército y a la ex esposa de Michael Townley, Mariana Callejas.

08 de Noviembre de 2000 | 16:22 | AP
SANTIAGO.- El ex gobernante Augusto Pinochet recibió una orden de arraigo por 60 días dictada por el juez de la Corte Suprema Luis Correa Bulo, que instruye el proceso de extradición del veterano general a Argentina.

La orden, normal en casos de extradición, también afecta a otros cinco ex oficiales del ejército y a la ex esposa de Michael Townley, Mariana Callejas.

El arraigo de Pinochet y de otros seis chilenos fue pedida por el juez federal argentino Juan José Galeano, el 27 de octubre.

Basó su solicitud en las sospechas de una presunta participación de Pinochet como jefe de una asociación ilícita que organizó y ejecutó el asesinato del ex comandante en jefe del ejército, general Carlos Prats y de su esposa Sofía Cuthbert, en Buenos Aires en 1974.

Correa Bulo fue confirmado sólo ayer como juez instructor de la causa y en menos de 24 horas dictó el arraigo contemplado en el Código de Procedimiento Penal chileno.

Los otros arraigados son los ex oficiales del ejército Manuel Contreras, Pedro Espinoza, los hermanos Eduardo y Jorge Iturriaga, José Zara y la ex agente de la policía secreta del pasado régimen, la chilena Mariana Callejas.

El arraigo motivó una inmediata reunión del equipo defensor de Pinochet, que estaba concentrado en la forma en que se concretarán los exámenes siquiátricos y neurológicos a los que debe someterse el ex dictador.

Pinochet, que el 25 de noviembre cumplirá 85 años, fue despojado de su inmunidad diplomática por la Corte Suprema el 8 de agosto, porque estimó que hay suficientes sospechas para encausarlo, también en Chile, por abusos contra los derechos humanos.

El suspendido senador vitalicio está vinculado a la "caravana de la muerte", una comitiva castrense que en octubre de 1974 recorrió ciudades del norte dejando un saldo de 75 prisioneros políticos ejecutados.

Los cuerpos de 19 de las víctimas permanecen desaparecidos, por lo que los miembros de la "caravana" están enjuciados por secuestro, situación a la que se arriesga Pinochet.

El veterano general se recupera en su domicilio de una neumonía que lo mantuvo 10 días internado en el hospital militar, razón por la cual sus abogados buscan retrasar los exámenes.

Si Pinochet no está demente ni loco, puede ser procesado según las leyes chilenas.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores