Querellantes rechazan que exámenes a Pinochet se realicen en Hospital Militar

Según el abogado Hugo Gutiérrez, dicho recinto asistencial "no entrega garantías de transparencia al proceso", por lo que por medio de un escrito solicitó al juez Juan Guzmán que considere otros lugares para la realización de los exámenes médicos del desaforado senador vitalicio.

10 de Noviembre de 2000 | 17:26 | EFE
SANTIAGO.- Los abogados querellantes rechazaron hoy que los exámenes mentales y neurológicos a que debe someterse el senador Augusto Pinochet sean practicados en el Hospital Militar, al señalar que ese lugar "no entrega garantías de transparencia al proceso".

Por su parte, la defensa del ex gobernante militar anunció que impugnará la designación de peritos adjuntos que concede la ley a los acusadores por considerarlo como una "invasión de la privacidad" del inculpado.

El abogado Hugo Gutiérrez, miembro del equipo querellante, presentó un escrito ante el juez especial Juan Guzmán a través del cual solicita que considere otros centros asistenciales para la realización de los exámenes médicos del desaforado senador vitalicio.

Gutiérrez propuso el Hospital Clínico de la Universidad de Chile en reemplazo del Hospital Militar que, a su juicio, "no entrega garantías de transparencia a este proceso".

El pasado martes, la Corte de Apelaciones de Santiago y el Servicio Médico Legal designaron a los médicos que practicarán los exámenes mentales y neurológicos al ex gobernante militar con el fin de determinar si está en condiciones de enfrentar un juicio.

El Servicio Médico Legal confirmó a los psiquiatras Inge Onetto, Slavko Venusic, la psicóloga forense Xiomara Chahuán y el neurólogo Hugo Aguirre.

Por su parte, la tercera sala de la Corte de Apelaciones de Santiago nombró a los neurólogos de la Universidad de Chile Violeta Díaz y Manuel Flores Quintana.

De acuerdo a la ley, tanto la defensa como la parte querellante pueden pedir que expertos de su confianza participen de los peritajes ordenados por los tribunales el 2 de noviembre pasado.

En ese contexto, los abogados querellantes solicitaron la presencia de tres peritos adjuntos.

El abogado Gustavo Collao, quien tiene la representación jurídica de Augusto Pinochet, preparó un documento en el que declara que es improcedente aceptar la designación de estos peritos adjuntos.

"No puede ser jurídicamente igual practicar reconocimientos periciales en cosas materiales que en personas humanas", afirma el documento.

Señala que el estado de salud de su cliente "forma parte de la esfera de su privacidad", que está garantizada por la Constitución Política, y que la aceptación de los peritos adjuntos "atenta contra esa garantía".

"No resulta razonable que la persona del senador Pinochet, en un aspecto tan íntimo como es el relativo a su salud, sea objeto de reconocimientos por profesionales que no han sido designados por el tribunal, sino por quienes se han querellado criminalmente en su contra", sostuvo el abogado.

Collao indicó que, dada la complejidad del caso y la polémica que rodea a la figura comprometida, "no resulta fácil para cualquier tribunal designar peritos que dejen de tener alguna posición política respecto de su persona".

De acuerdo a la legislación chilena, todos los inculpados mayores de 70 años deben ser sometidos a exámenes mentales para determinar si padecen locura o demencia, que son los únicos eximentes frente a un eventual juicio.

Augusto Pinochet fue despojado de su inmunidad parlamentaria el 8 de agosto pasado por la Corte Suprema en un fallo categórico que autorizó su procesamiento por homicidio, secuestro calificado, inhumación ilegal y asociación ilícita por el caso conocido como "Caravana de la Muerte".

Por este caso se encuentran procesados ocho ex oficiales de Ejército y fue el primero que vinculó a Pinochet con las violaciones a los derechos humanos cometidas durante la dictadura que encabezó entre 1973 y 1990.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores