Hijas de Prats lucharán ahora por la extradición de Pinochet

Tras su arribo a Santiago procedentes desde Buenos Aires la hijas Prats Cuthbert indicaron a Televisión Nacional de Chile (TVN) que ahora lucharán por la extradición de quienes planificaron el asesinato de sus padres.

21 de Noviembre de 2000 | 12:11 | DPA
SANTIAGO.- Las hijas del asesinado matrimonio del ex jefe del Ejército chileno, general Carlos Prats, y su esposa Sofía Cuthbert, señalaron hoy que, luego de la condena a reclusión perpetua dictada ayer contra el ex agente de la disuelta DINA, Enrique Arancibia Clavel, lo que sigue ahora es continuar con el proceso de extradición contra el ex Mandatario Augusto Pinochet.

Tras su arribo a Santiago procedentes desde Buenos Aires, donde ayer asistieron al fallo del Tribunal Federal número 6 que dictó la sentencia contra Arancibia, la hijas Prats Cuthbert indicaron a Televisión Nacional de Chile (TVN) que ahora lucharán por la extradición de quienes planificaron el asesinato de sus padres.

Además de Pinochet, los otros supuestos implicados en el doble homicidio ocurrido en Buenos Aires en 1974, son los ex oficiales del Ejército chileno Manuel Contreras, Pedro Espinoza, Raúl Iturriaga Neumann y José Zara Holger, como también los civiles José Iturriaga y Mariana Callejas.

Contra todos ellos se dictó orden de arraigo por 60 días el pasado 8 de noviembre, lo que les impide salir de Santiago.

Respecto a las acusaciones de la defensa de Arancibia Clavel, de que el fallo de la justicia argentina responde a un juicio político, las hijas de Prats desestimaron tal afirmación e indicaron que todas las resoluciones judiciales deben ser respetadas.

"Cuando uno recurre a un tribunal de justicia debe respetar su fallo, debe respetar la libertad que tiene el poder judicial en Argentina para definir lo que le corresponde según la norma y la Constitución de la República", sostuvo Sofía Prats.

Arancibia Clavel, ex agente de la DINA (policía secreta de Pinochet), único acusado del doble asesinato, fue hallado culpable de los delitos de homicidio calificado y asociación ilícita tras haber integrado "clandestinamente e ilegalmente" la DINA en Argentina en el año en que se cometió el crimen.

En entrevista con Radio Chilena, Eduardo Gerome, abogado de Arancibia, aseguró que su defendido se transformó en "chivo expiatorio" de la justicia argentina, ya que era el único acusado en esta causa.

"Estamos convencidos de la inocencia y creo que este fallo no sólo es injusto sino que quienes lo dictaron se van a hacer cargo de las consecuencias políticas de lo que hicieron", sentenció.

Por ello, Gerome afirmó que apelarán a esta condena de primera instancia. "No vamos a permitir que este fallo injusto quede materializado", aclaró.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores