Obispo castrense augura buen término de Mesa de Diálogo

"Como Iglesia hemos puesto mucho empeño en que resulte, yo lo puedo decir por mi trabajo en las Fuerzas Armadas, que han puesto todos su empeño en llegar a resultados conducentes, como dice la misma ley, a encontrar restos de desaparecidos", expresó hoy el obispo militar Pablo Lizana .

25 de Diciembre de 2000 | 13:16 | DPA
SANTIAGO.- El obispo castrense Pablo Lizana señaló hoy que espera que la denominada mesa de diálogo concluya con la obtención de resultados auspiciosos para hallar el paradero de los detenidos desaparecidos durante el régimen militar (1973-90).

En entrevista con Radio Chilena, el prelado aseguró que la Iglesia no ahorrará ningún gesto que ayude al país a avanzar hacia la reconciliación.

Asimismo, destacó el ánimo conciliador de todos los sectores involucrados en el problema de los desaparecidos, particularmente de los uniformados llamados a entregar información.

"Como Iglesia hemos puesto mucho empeño en que resulte, yo lo puedo decir por mi trabajo en las Fuerzas Armadas, que han puesto todos su empeño en llegar a resultados conducentes, como dice la misma ley, a encontrar restos de desaparecidos", expresó.

El sacerdote Lizana cree que "por esfuerzo no nos vamos a quedar, porque los chilenos en algún momento vimos que éste (la mesa de diálogo) era un camino, que ésta era una manera de poder sanar heridas nuestras, y yo espero el mejor de los resultados".

El próximo 6 de enero la Iglesia junto a la ramas de las Fuerzas Armadas (FFAA) y de Orden entregarán al presidente chileno Ricardo Lagos los antecedentes que han recolectado sobre el paradero de detenidos desaparecidos, como fue acordado en la mesa de diálogo.

Según ha informado la prensa chilena, las FFAA entregarían datos de más de 300 detenidos desaparecidos, de los 1.197 casos oficiales, pero los antecedentes sólo permitirían ubicar unos 50 cuerpos.

La mesa de diálogo fue creada el año pasado por el gobierno del ex presidente Eduardo Frei Ruiz-Tagle. En ella participan, además del Ejecutivo, la Iglesia católica, los uniformados, abogados de derechos humanos, otras confesiones religiosas y la masonería.

El fin es hallar la mayor cantidad de desaparecidos que dejó la dictadura de Augusto Pinochet.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores