Gabrielli declaró ante ministro Ballesteros

El alto oficial prestó declaración en el despacho privado del ministro Rubén Ballesteros por el requerimiento que presentó por injurias y calumnias con publicidad en contra de Carlos Bau, Hértor Vera y Juan Ruz, ex presos políticos que lo acusaron de torturas en la base aérea de Cerro Moreno de Antofagasta.

30 de Marzo de 2001 | 09:49 | Juan Carlos Muñoz, emol.com
SANTIAGO.- Por dos horas y media el general de la Fuerza Aérea Hernán Gabrielli prestó declaración en el despacho privado del ministro Rubén Ballesteros.

El jefe del Estado Mayor declaró en la Quinta Sala por el requerimiento que presentó por injurias y calumnias con publicidad en contra de Carlos Bau, Hértor Vera y Juan Ruz, ex presos políticos que lo acusaron de torturas en la base aérea de Cerro Moreno de Antofagasta.

Gabrielli requirió la Ley de Seguridad del Estado cuando asumió como comandante en jefe subrogante de la FACh.

El abogado del general Gabrielli, Jorge Balmaceda dijo que en la declaración que prestó su defendido esta mañana "quedó perfectamente claro para el ministro que la base aérea de Cerro Moreno no era un lugar de detención, no era centro de detenidos y no era un campamento de detenidos, sino que solamente hubo algunas pocas personas que estuvieron detenidas ahí por orden del Intendente Regional de la época y que estaban puestos a disposición de él para los fines específicos que esa autoridad requería".

Aparte el profesional dijo que Gabrielli ratificó todo lo que está probado en el proceso "por nuestro requerimiento". Por lo tanto, estamos con la certeza de que estamos en la razón y que las argumentaciones dadas a conocer por los requerido no se ajustan a la verdad.

Explicó que para que Gabrielli desista de sus acciones legales los requeridos tendrían que reconocer expresamente de que no son efectivos los hechos señalados por ellos, que ellos se equivocaron y que no dijeron la verdad cuando formularon esas declaraciones, de lo contrario el general Gabrielli seguirá con el requerimiento en su contra.

En la cita que Gabrielli tuvo con el ministro Ballesteros se mostraron documentos y fotografías que probarían que no son efectivos los hechos señalado por los requeridos, sino que prueban que Gabrielli era efectivamente era en este tiempo un subteniente, piloto, instructor de vuelo y que nada tenía que ver con eso.

El alto oficial se presentó ante el tribunal de alzada vistiendo su uniforme oficial ya que una vez concluida su declaración debía viajar a la Quinta región a participar en una ceremonia, según explicó su abogado Jorge Balmaceda.

Por su parte, el magistrado Ballesteros tiene plazo hasta el 15 de abril para terminar el sumario.

Ballesteros: En los próximos días resolverá

El presidente de la Corte de Apelaciones, pese a referirse a la utilidad de la declaración prestada esta mañana por Gabrielli, dijo que en los próximos días resolverá si decreta nuevas diligencias o interrogatorios.

Ballesteros aseguró que en este instante no está en condiciones de cerrar el sumario, pero que en dos semanas más está obligado a dictar un fallo, debido a que ya pidió prórroga de 30 días por el requerimiento a la Ley de Seguridad de Interior del Estado que interpuso el alto oficial en contra de los tres ex presos políticos.

Este plazo de prórroga, que solicitó el magistrado, vence el 15 de abril.

Declaración de Insulza

El jueves 22 de marzo declaró el ministro del Interior, José Miguel Insulza. En esa ocasión, el magistrado cumplió con lo solicitado por la defensa de los requeridos, Carlos Bau y Juan Ruz, quienes aseguraron ante el juez que en 1976, en su calidad de militantes del partido MAPU-Obrero y Campesino, informaron por escrito al entonces encargado de la colectividad en el exterior, José Miguel Insulza, y al jefe partidario en Chile, el actual senador Jaime Gazmuri, de lo ocurrido en 1973 en la base de Cerro Moreno.

Según Bau, entregó los mismos antecedentes, que inculpan a Gabrielli de haber golpeado al detenido Eugenio Ruiz-Tagle, en una declaración ante la Comisión de Derechos Humanos de la Organización de Estados Americanos (OEA).

Con la declaración de Insulza y de Gazmuri, Bau y Ruz pretenden que se aclare que la denuncia en contra de Gabrielli no tuvo como objetivo injuriarlo, puesto que se trataría de hechos que ellos ya habían puesto en conocimiento de otras personas hace años con el objeto de que se investigara su actuación.

Para la defensa de los requeridos por supuestas injurias contra el oficial, los testimonios de Insulza y Gazmuri pueden ayudar a que el magistrado llegue a la conclusión de que la denuncia contra Gabrielli no obedece a que se pretendiera dañar su imagen ante la actual figuración del uniformado en la institución.

El ministro Insulza, que estuvo media hora en el despacho del magistrado, no quiso referirse al contenido de su declaración, la que definió como formal. En un contacto previo entre el secretario de Estado y el magistrado se acordó que el personero renunciaría a su facultad de declarar por oficio.

Para el ministro sumariante Rubén Ballesteros, la declaración de Insulza fue satisfactoria y consideró positivo que el jefe de gabinete declarara en persona.
Anteriormente, Insulza había señalado que si bien recordaba que había recibido el informe de 1976, no tenía claro si figuraba el nombre de Gabrielli.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores