Presos chilenos en Perú levantan huelga de hambre

"Se trata de una suspensión transitoria, un gesto de buena voluntad para darle la oportunidad a las autoridades peruanas de cumplir con los compromisos a los cuales han llegado", explicó Mario Valdivia, hermano de uno de los reos.

29 de Mayo de 2001 | 21:27 | EFE
SANTIAGO.- Los seis presos chilenos que cumplen condena en Perú por terrorismo pusieron hoy fin a la huelga de hambre que venían manteniendo desde hace 33 días, confirmaron fuentes familiares.

"Se trata de una suspensión transitoria, un gesto de buena voluntad para darle la oportunidad a las autoridades peruanas de cumplir con los compromisos a los cuales han llegado", explicó Mario Valdivia, hermano de uno de los reos.

Las condiciones exigidas para que esta decisión sea definitiva son que se cumpla el acuerdo de transferencia de presos para cumplimiento de condenas en sus países de origen, que se garantice el debido proceso y que se estudie la posibilidad de indultar a Alejandro Astorga, uno de los seis reos chilenos.

Los seis chilenos presos, vinculados al Movimiento Revolucionario Tupac Amaru (MRTA) y acusados de terrorismo, fueron condenados a diversas penas de reclusión a través de juicios en tribunales militares instruidos por "jueces sin rostro".

Se trata de Jaime Castillo, Lautaro Mellado, María Concepción Pincheira, que fueron condenados a cadena perpetua, y Alejandro Astorga, sentenciado a 30 años, todos bajo la acusación de terrorismo y "traición a la patria".

Junto a ellos fueron acusados Alejandro Valdivia y Marcela González Astudillo, que recibieron penas de 20 años de prisión.

Todos ellos iniciaron una huelga de hambre el pasado 26 de abril para exigir que el Gobierno peruano cumpla con un dictamen de la Corte Interamericana de Justicia, que en 1999 determinó que los chilenos debían ser sometidos a un nuevo juicio y en un tribunal civil.

El 17 de mayo, el Consejo Supremo de Justicia Militar de Perú anuló la condena que impusieron jueces militares "sin rostro" a cuatro de los seis chilenos vinculados al MRTA.

El pasado día 19, atendiendo peticiones del Gobierno chileno y de los familiares, los cinco presos en la cárcel de Yanamayo, en la localidad de Puno y a 4.000 metros de altura, fueron trasladados a recintos carcelarios de Lima y los procesos traspasados a la esfera civil.

Los presos chilenos, que han bajado entre 12 y 13 kilos, acordaron poner fin al ayuno tras el compromiso adoptado por el director del Programa de Asuntos Penales y Penitenciarios de la Defensoría del Pueblo, Wilfredo Pedraza, con el cónsul chileno, Horacio del Valle, de firmar un acta que recoge sus demandas.

"Dependiendo de cómo siga el proceso, verán si retoman la huelga de hambre. Mientras tanto, los familiares seguiremos adelante con la la campaña para exigir que se respete el debido proceso", señaló Mario Valdivia.

Denunció que tanto su hermano Alejandro, como los demás reos chilenos serán juzgados por terrorismo con agravio al Estado, en aplicación de las cuestionadas leyes de excepción aprobadas durante el gobierno del presidente Alberto Fujimori.

Los familiares exigieron que la celebración del nuevo juicio no se demore más de quince meses y aseguraron que si se respeta el derecho al debido proceso, los reos no deberían recibir una pena de más de 30 años.

Pero si se vulnera, entonces serán condenados nuevamente a cadena perpetua, añadieron.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores