Monseñor Orozimbo Fuenzalida manifestó su total apoyo a cardenal Jorge Medina

"Si aquí en Chile a un propio obispo chileno, aunque tenga un cargo de la Santa Sede, no lo dejan gozar de su libertad, me parece que la democracia no anda bien", dijo ante las declaraciones realizadas por el Presidente de la República, Ricardo Lagos.

28 de Agosto de 2001 | 14:12 | ORBE
SANTIAGO.- El obispo de San Bernardo, Orozimbo Fuenzalida, manifestó hoy su total apoyo al cardenal Jorge Medina -quien hizo recomendaciones sobre la manera en que deben votar los católicos y se refirió además a la candidatura del almirante (r) Jorge Arancibia-, afirmando que si a un obispo chileno no lo dejan gozar de su libertad, aunque tenga un cargo en la Santa Sede, "me parece que la democracia no anda bien".

En conversación con Radio Agricultura, explicó que por el hecho de tener un pasaporte diplomático no se deben realizar este tipo de distinciones.

Respecto a las críticas hechas por el Presidente de la República, Ricardo Lagos, en cuanto a que no es edificante que la actividad política sea realizada por "purpurado de la Iglesia y que entró a Chile con un pasaporte Vaticano", afirmó que "uno nace chileno, tiene sangre chilena y una gota de sangre tira más que una yunta de bueyes (...), uno no deja de ser chileno por que estoy con un cargo provisorio, circunstancial o temporal al servicio de una iglesia universal".

"Yo percibo que el cardenal Medina sigue siendo chileno y tiene derecho a tomar el aire de Chile, a descansar unos días en su país, a entrar en conversaciones y diálogos con sus hermanos obispos, con los católicos de este país y claro -es evidente, no me extraña- que alguien que no tenga la fe católica, que practique una filosofía agnóstica, relativista o materialista de carácter ideológico no esté de acuerdo con el cardenal", agregó.

Por otra parte, aclaró que en el Concilio Vaticano II se establece una orientación respecto de estos términos y "dice: Es de justicia que la Iglesia pueda en todo momento y en todas partes, aunque sea cardenal y venga con un pasaporte diplomático, predicar la fe con auténtica libertad".

"Si aquí en Chile a un propio obispo chileno, aunque tenga un cargo de la Santa Sede, no lo dejan gozar de su libertad, me parece que la democracia no anda bien", dijo.

Asimismo, sobre las declaraciones del Presidente Lagos en cuanto a que quien desee hablar de política primero debe colocarse de civil, sostuvo "yo no me voy a sacar la sotana nunca. Juré ser sacerdote hasta la muerte. Yo si fuera Presidente de la República, después de seis años se me acaba la Presidencia. Pero para mi ser obispo, no se me acaba nunca".
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores