Chiquitito pero peligroso

Chiquitito pero peligroso
Foto: Columbia Picture

Pedirle valor literario a un libro concebido como best seller es un despropósito de la misma magnitud que pedirle trascendencia cinematográfica a una comedia estúpida. El best seller está para entretener y hacer volar el tiempo; la comedia estúpida, para hacer reír. Esto no quiere decir que no haya formas más nobles de hacer una u otra cosa, pero acordemos también que es una boludez pedirle peras al olmo. Más que profundidad en los personajes o belleza en el estilo, en el best seller importa qué tan rápido nos lleva la historia, cuán febril es la imaginación del autor, cuánto indaga en una actualidad desconocida pero sospechada. Más que la puesta en escena o la inteligencia del encuadre, en la comedia estúpida debemos observar el uso de la sorpresa, la originalidad de los chistes, la velocidad del ritmo, el desparpajo de su actitud. Resulta evidente que "Chiquito pero peligroso" es una comedia estúpida, de pretensiones menores en lo cinematográfico y grandes en lo comercial. Contiene, por supuesto, buena parte de los vicios de su género: personajes caricaturescos, chistes fisiológicos, múltiples debilidades en el guión, una visión reduccionista de la mujer. Pero para qué ahondar en lo que ya se sabe al mirar el afiche o la sinopsis. Admitamos entonces que este relato de un ladrón enano y sin escrúpulos (Marlon Wayans), que se hace pasar por un bebé para recuperar un gran diamante, sí tiene momentos cómicos, es rápida en la sucesión de secuencias y se permite más de un comentario irónico sobre la crianza. Como buena cinta conectada con la escuela del programa "Saturday night live", no se toma muy en serio a sí misma y prefiere refugiarse en la impunidad de lo que se sabe una idiotez. Es un camino recorrido y fácil, es cierto, pero mientras sea efectivo, y esta cinta lo es, el espectador - que adivinamos adolescente- no puede quejarse demasiado. A modo de advertencia: las múltiples alusiones sexuales y una violencia algo abundante no la hacen una cinta recomendable para niños chicos (quizás sí para los padres).

Ernesto Ayala, El Mercurio
Miércoles, 18 de Octubre de 2006, 17:34
Recomienda esta noticia a tus amigos.
Comentarios mejor valorados en Cartelera
Buscar...
Mas Vistas
Buscador EmolValor FuturoFaroxGuioteca.comAutolocal.clMimix.clAdxion