Neva

03 de Noviembre de 2006 | 17:09 | El Mercurio Online
Centro Mori

Seis meses luego de la muerte de su esposo Anton Chejov víctima de la tuberculosis, Olga Knipper Se aleja por unas semanas del Teatro de Artes de Moscú, donde es la actriz principal, para actuar en un teatro de San Petersburgo. Sin embargo llega a la ciudad en medio de la intensa turbulencia revolucionaria del invierno de 1905. En este particular día las tropas zaristas han reprimido salvajemente una masiva marcha y han matado a cientos de personas en una fatídica jornada posteriormente llamada "Domingo Sangriento".


En la sala de teatro Olga espera a que llegue el resto del elenco. A los otros dos actores presentes les habla de su culpa por haber vivido lejos de Anton durante su enfermedad. Esta culpa la paraliza y no le permite actuar. Para tratar de superar esta limitación les pide a los dos actores que la acompañan, que actúen la muerte de Chejov para ella. Este esfuerzo infructuoso hace surgir discusiones acerca del teatro, la política y, sobre todo, el amor. Sin embargo, ¿cuánto se puede y se debe hablar de amor en un contexto histórico como ése? Neva (El nombre del principal río de San Petersburgo) examina la relación entre el teatro y su contexto histórico.


La obra reproduce el recurrente momento en la vida del teatro en que los actores esperan a los que se han atrasado. Lo hace para contar una historia de amor que reproduzca el mundo lírico de las obras de Chejov y para, a la vez, exponer la naturaleza auto referente, y muchas veces banal, del teatro y la teatralidad sentimental.

EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores