Piñera rechaza firmar con Lavín acuerdo de apoyo en segunda vuelta

El comando del empresario argumentó que la palabra de honor del empresario ya había sido empeñada públicamente en ese sentido.

06 de Diciembre de 2005 | 17:21 | El Mercurio en Internet
SANTIAGO.- El candidato de RN, Sebastián Piñera, no aceptó la invitación formulada hoy por el comando del abanderado de la UDI, Joaquín Lavín, de suscribir formalmente un pacto de apoyo mutuo para una segunda vuelta presidencial.

Por medio de una declaración pública, los encargados de campaña del empresario fueron categóricos al señalar que "para nosotros la palabra de honor empeñada públicamente por Sebastián Piñera, respaldada con la conducta de todos los miembros de su Comando Presidencial y los parlamentarios de Renovación Nacional, es una prueba total, categórica, definitiva y suficiente frente al país de que honramos y cumplimos nuestros compromisos".

El documento recuerda asimismo que dicho compromiso público de apoyo recíproco fue asumido por ambos candidatos hace tres meses, el pasado 9 de septiembre.

Previamente, la generalísima de la campaña del gremialista, Cristina Bitar, y su encargado político, senador Hernán Larraín, habían formulado un llamado a los representantes de Piñera para que en conjunto dieran "un testimonio público de nuestra mutua determinación de trabajar intensamente en la campaña de quien resulte triunfador el próximo 11 de diciembre".

Sobrepasando la Alianza

No obstante reiterar el espíritu de unidad hacia la Alianza, la declaración señala que "adicionalmente, la candidatura de Sebastián Piñera y la enorme adhesión obtenida en miles de ciudadanos independientes y del centro, nos compromete con un acuerdo de respaldo mucho más amplio aún que aquél a que nos invita el comando de Joaquín Lavín".

En este sentido, sostienen que las preferencias demostradas hacia Piñera sobrepasan las fronteras de la Alianza.

Por este motivo, se han planteado ganar la elección presidencial "uniendo a todos los chilenos que adhieren a los principios y valores del humanismo cristiano" y que "legítimamente no comparten el proyecto socialista que representa Michelle Bachelet".