12 consejos prácticos para hablar con un hombre

La idea es generar un diálogo que sea fluido y para lograrlo, entregamos una serie de tips que buscan crear una sana comunicación.

Emol
Sa. 15 de septiembre de 2012, 07:00
Más Ménos


El libro, “Los hombres son de Marte, las mujeres son de Venus” del psicólogo norteamericano John Gray, que causó furor en los ’90, sigue resonando hoy como el manual indispensable para entender la naturaleza de cada género y poder combatir el resentimiento y la desconfianza, cuando ellos no se relacionan como una quisiera.


Es que su análisis sobre las diferencias entre hombres y mujeres es una verdad cierta, sobre todo si uno se fija en el comportamiento de ellos a la hora de entablar una conversación.


Está polaridad se ha comprobado científicamente porque a nivel cerebral funcionan distintos pero sin que hayan diferencias cognitivas considerables. Más bien, como señala Roberto Colom, catedrático de Psicología en la Universidad Autónoma de Madrid, la gran divergencia es que los “hombres tienen tendencia a una mayor instrumentalidad y las mujeres a una mayor expresividad".


Esto quiere decir, que ellos tienden más a poner su personalidad, su forma de ser al servicio de un objetivo, mientras que las mujeres dan más valor a la expresión de emociones y la comunicación, por su propio valor, más que por servir para un objetivo.


Pero también se ha definido que esta habilidad en la comunicación de ellas se debe a que tienen más células nerviosas en el hemisferio izquierdo del cerebro, que es el encargado del lenguaje, en comparación con los hombres y por lo cual, se deduce, que por esta misma razón, ellas necesitan explicarse verbalmente cada cosa que pasa.


Por lo tanto, por un asunto biológico, ellos fácilmente caen en monosílabos y en silencio. Mientras que las mujeres, no paran de hablar y le dan vuelta y vuelta a una mismo tema, azuzando a su pareja, casi hasta el cansancio, para obtener una respuesta que les satisfaga. Y ellos, siguen sin entender por qué hay que hablarlo todo.

Más empatía y tiempo

Se crea o no lo que la ciencia explora, lo recomendable es al menos estar consciente de qué no somos iguales, aunque para la psicóloga transpersonal, Bárbara Mandiola del Centro Holístico CHAD (bmandiola75@gmail.com) lo esencial en la comunicación, está en la empatía por el otro y en ser honesto con uno mismo.


“Es que no veo mucha diferencia entre un hombre y una mujer, salvo en ciertos aspectos de pensamiento lógico-matemático y espacio-temporales, pero más allá del género y sexo todos compartimos la misma genética, somos todos de la misma especie, humanos”, opina.


En ese sentido, orienta que como ejercicio para conversar con quien sea hay que ponerse en el lugar del otro y tener en cuenta sus necesidades junto con las propias. “Creo que esa es la única forma de fluir en una relación sin segundas lecturas y con honestidad”.


Por su parte, Leyla Rajab, piscóloga de Clínica Dávila, piensa que hombres y mujeres tenemos capacidades y habilidades diferentes. “Nosotras también necesitamos que nos digan las cosas de una manera especial. Creo que esta gran dicotomía que se ha intentado instituir es exagerada, somos distintos y gracias a esa diferencia es que podemos complementarnos sanamente”.


En esa distinción, considera la psicóloga Rajab, que es importante saber que ellos son más prácticos y nosotras más emocionales, pero alienta que al momento de conversar, cada uno debe sacar de la mente las culpas, preocupaciones, ansiedades y vivir ese momento, como único.


“Lo que recomiendo es conectarse con las sensaciones de nuestro cuerpo y con el otro, para poder comunicar realmente lo que deseamos sin perdernos en ambigüedades y así poder abrir nuestros sentidos a lo que estamos recibiendo y entregando, sin juicios preconcebidos”, aconseja.

Consejos prácticos

Para poner en práctica el ejercicio de la comunicación sin morir en el intento, a continuación, un resumen de los consejos que entregan los especialistas a cualquier diálogo con un masculino.

1. Considere que ellos tienen menos capacidades de atención, solo hacen una cosa a la vez y por eso hay que buscar el momento propicio y llevarlos con un tono de voz adecuado a un espacio íntimo para hablar.

2. Como son prácticos mejor use frases cortas y déle titulares antes de sentarse a conversar, ya que ellos buscan hechos prácticos y necesitan saber qué se busca con el diálogo.

3. Use oraciones que sean abiertas, constructivas y que resalten los mejor de la situación, lo positivo.

4. No haga tantas preguntas cuando lo vea perturbado y mejor ignorarlo hasta que se le pase.

5. Respete y no invada sus lugares de identificación masculinas como los deportes, la TV o cualquier hobby que tenga y requiera un espacio propio.

6. Tenga en cuenta que su pareja masculina es mejor identificando emociones sencillas, pero no es igual de hábil con las expresiones no verbales del miedo o la tristeza.

7. Jamás empiece el diálogo con una crítica, porque ciertamente predispone de manera anticipada a recibir lo que nos quieran decir de manera agresiva y muy molesta.

8. No intente llamarle la atención ni cambiar su comportamiento, como si él fuera un niño, dañará su autoestima y la relación.

9. Procure siempre que el ambiente de comunicación sea de validación, respeto y aceptación mutua.

10. Si algo no le parece siga escuchando sin enojarse, lo importante es entender al otro y no necesariamente estar de acuerdo en lo que dice.

11. No insista en mejorar ni cambiar a su hombre, eso lo debilita y él pierde su confianza. Ofrezca confianza y admiración en vez de crítica, reclamo o control.

12. Dé consejos cuando se lo pidan, practique la paciencia. “Para que un hombre pueda mejorar necesita sentirse amado con aceptación”.