La moringa, el “árbol-milagro” que sana a Fidel podría llegar a Chile

La moringa, especie que resalta por sus cualidades favorables a la salud y como alimento, adquirió fama mundial luego de que el líder cubano la mencionó en uno de sus artículos.

Por Felipe De Ruyt, Emol
Lu. 29 de octubre de 2012, 08:22
Más Ménos
EFE

EFE

Reuters

Reuters

Cuando hace unos días volvieron a extenderse en las redes sociales y algunos medios de prensa los rumores sobre la supuesta muerte de Fidel Castro, el líder cubano los desmintió de la manera que acostumbra: mediante una columna de opinión en un medio de prensa de ese país caribeño.

No obstante, esta vez la atención se la “robó” la mención que hizo Castro de una singular especie vegetal a la que atribuyó parte del mérito de su prolongada sobrevivencia.

Se trata de la moringa, un árbol originado en India cuyo cultivo se extiende hoy en varios continentes, y que es objeto de gran atención en Cuba, donde se lo ha llamado el “árbol milagroso”.

En los últimos años se han descubierto cada vez más propiedades útiles en esta especie, que abarcan desde sus posibilidades como fuente de alimento y de productos que favorecen la salud humana hasta su potencial como fuente de biocombustible.

Este vegetal, que además de la isla caribeña ha arraigado en Paraguay y Argentina, también podría ser cultivado con éxito en nuestro suelo, según expertos.

“Es una especie con muchos atributos. Es extraño que a nadie se le haya ocurrido todavía traerla a Chile”, afirma Patricio Arce, académico del departamento de Genética Molecular y Microbiología de la Pontificia Universidad Católica de Chile (PUC) y postdoctorado en el prestigioso Scripps Research Institute de La Jolla, California.

“Es una fuente de medicina gratuita”

La moringa es un árbol que puede crecer a 4 metros de altura o más y es capaz de prosperar en suelos áridos o con poca agua. El interés por sus propiedades surgió cuando productores cuyo ganado forrajeaba en zonas en las que crece notaron que los animales ganaban peso más rápido y producían mas leche.

La especie también es conocida desde hace mucho tiempo como una fuente de alimento para las personas. Las hojas se consumen como ensaladas, y la vaina de sus semillas, extraída antes de que madure, se convierte en un polvo que se adiciona a distintas preparaciones. Con él también se elaboran cápsulas.

“Se han encontrado en el árbol compuestos muy interesantes con propiedades beneficiosas para la salud”, explica Arce. “Es muy rico en estos compuestos que también están presentes en otros vegetales: es como una fuente de medicina gratuita”, describe.

Entre dichas sustancias se cuentan la quercetina, el kemferol y el tocoferol, que tienen propiedades relacionadas con la prevención del cáncer y males cardiovasculares. También posee compuestos con acción antifúngica (contra hongos) y antibiótica.

Añade que aunque todavía no se han realizado estudios directos que demuestren una mejoría en pacientes tratados con esta especie, “se ha visto que las personas que consumen sus productos tienen una perspectiva de vida mejor”, añade.

Además de estas propiedades, también constituye un excelente suplemento dietético para adultos mayores y para los niños.

El árbol también ha llamado la atención en el mundo desarrollado. En Estados Unidos ya hay plantaciones en Florida, y científicos realizan análisis extensivos de su potencial como fuente de principios activos. “Con seguridad, en poco tiempo se desarrollarán a partir de él derivados y aplicaciones en alimentos y otras áreas”, señala Arce.

Vegetal multifuncional

Fernando Arancibia, ejecutivo de Innnovación en la Fundación para la Innovación Agraria (FIA), coincide en destacar los múltiples atractivos de la moringa. “Es una especie asombrosa y tiene propiedades multifuncionales”, resalta.

Así, puede ser plantado en zonas de suelos marginales o áridos con el fin de reforestar; al mismo tiempo, es una fuente de productos alimenticios funcionales, dotados con características que favorecen la salud y, además, ricos en vitaminas y minerales; sirve como forraje para la actividad ganadera, e incluso se puede convertir en biocombustible.

“De su semilla se extrae un aceite de alta eficiencia para este fin”, señala el experto del FIA.

De hecho, puntualiza también el profesor Arce, la moringa muestra un potencial mucho mayor como fuente de biocombustible que la jathropa, arbusto que hoy es objeto de considerable atención en nuestro país como posible insumo para esta industria.

Según los expertos, la moringa podría crecer con éxito en el norte y el centro de Chile, especialmente en la Región de Coquimbo e incluso en Isla de Pascua.

“Es lamentable que todavía no se ha introducido en nuestro país, lo que sería recomendable. En Paraguay, por ejemplo, las plantaciones han logrado crecimiento muy rápido”, precisa Arancibia.

El especialista explica que es posible que productores presenten propuestas de innovación agraria que contemplen el cultivo de este árbol, cuya puesta en marcha depende del cumplimiento de las exigencias técnicas y sanitarias dispuestas por el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG), que regula la introducción en el país de especies exóticas.

“La moringa podría ser una especie interesante y tiene todas las condiciones para ser cultivada en Chile, si alguien la propusiera”, estima, aunque es necesario poner atención en aspectos como los mercados potenciales que tendrían los productos derivados del “árbol milagroso”, entre otros.

“Fidel Castro le hizo un bien a la Humanidad al hablar menos de revolución y más de las propiedades de este árbol”, apunta Fernando Arancibia.