Modelos andróginas: Cuando ellas se ponen los pantalones

Mientras el australiano Andrej Pejic sigue ganando fama mundial por caminar sobre la pasarela como mujer, su novia Erika Linder y la francesa Casey Legler hacen lo suyo vistiendo los diseños más exclusivos para hombres.

Emol
Lu. 28 de enero de 2013, 07:00
Más Ménos
Erica, de hombre y Andrej, como una sensual rubia, protagonizaron la campaña “Batalla de sexos”, de la firma Forward.

Erica, de hombre y Andrej, como una sensual rubia, protagonizaron la campaña “Batalla de sexos”, de la firma Forward.

Facebook Erika Linder

Las imágenes que lanzaron a Erika como modelo masculina, aparecieron en la revista "Candy", personificando a Leonardo Di Caprio.

Las imágenes que lanzaron a Erika como modelo masculina, aparecieron en la revista "Candy", personificando a Leonardo Di Caprio.

Facebook Erika Linder

Hasta el momento, Casey Legler es la única mujer fichada en una agencia para trabajar exclusivamente como imagen masculina.

Hasta el momento, Casey Legler es la única mujer fichada en una agencia para trabajar exclusivamente como imagen masculina.

Models.fordmodels.com

“Tengo demasiada imaginación como para pertenecer a un solo género”, confiesa en su Twitter, Erika Linder.

La sueca de 22 años comenzó su carrera en el modelaje tras seis años de insistencia de su agente, quien la descubrió a la salida de un concierto. Y mientras estudiaba derecho a las afueras de Estocolmo, decidió subirse a las pasarelas. Sin embargo, no pasó mucho tiempo para que dejara por momentos los encajes y grandes tacones para ponerse pantalones y posar como todo un macho rudo ante las cámaras.

Recordado es su inicio como modelo masculina para la revista española Candy, donde protagonizó una sesión que la convirtió en un joven Leonardo Di Caprio. Fue tal el impacto que causó que su rostro, en versión hombre, que luego fue visto en Vogue, Cover, Bello, Muse y se desempeñó como todo un galán en pasarelas australianas y estadounidenses.

Pero el momento de mayor sensación de lo que ha sido su carrera llegó el año pasado, cuando posó junto a su novio Andrej Pejic, quien es mundialmente conocido por ser un célebre australiano que ha fascinado la industria de la moda como una elegante y misteriosa rubia.

Mientras Erika califica a Andrej de “princesa” y él a ella, de “príncipe”; esta explosiva dupla trabajó junta en “Batalla de sexos”, la campaña de la firma Forward de Elyse Walker, el año pasado, saliendo en múltiples medios internacionales por la particularidad andrógina de ambos.
“Me gusta que haya antiguos compañeros de colegio que piensen que soy lesbiana y que estoy saliendo con una modelo hermosa que se llama Andrej Pejic. Es muy gracioso”, comentó en Twitter la sueca.

Al igual que Andrej, Erika ha mantenido un completo hermetismo acerca de su orientación sexual, y prefiere jugar a la ambigüedad, lo que sin duda, ha rodeado a ella y a su pareja con un aura de misterio que atrae como imán a fotógrafos y revistas de moda.

“Cuando un hombre me resulta atractivo es, normalmente, bastante femenino y cuando una mujer me parece atractiva, normalmente, es bastante masculina”, publicó en la misma red social, donde también ha declarado que lo que más le gusta de participar en desfiles de hombres es que siempre se está rodeada de tipos muy guapos.

“Este estilo me encanta porque puedes jugar mucho con él”, contó a El País la modelo. “Se trata simplemente de mezclar lo femenino con lo masculino y de convertirme en los personajes que representa cada diseño, sintiéndome siempre cómoda”, dijo, asegurando que siente igual satisfacción trabajando con ropa femenina como masculina.

 De nadadora olímpica a maniquí masculina

A Casey Legler se le daba tan bien la natación, que a los 13 años comenzó a competir y ya a sus 18, era una de las cartas olímpicas de su país, Francia.

De tanto raparse el pelo, buscando un mayor desempeño deportivo, decidió adoptar el pelo corto como parte de su look, el que no ha cambiado hasta hoy y le ayudó a ser hoy la primera modelo femenina fichada solo para vestir de hombre.

"Hasta donde yo sé, no hay otras mujeres que modelan exclusivamente como hombres", dijo la mujer de 35 años a la revista Time, luego de que en invierno pasado firmara con la agencia Ford Models NY para desempeñar un rol que pareciera estar ganando más espacio en la industria.

La francesa, que también se ha desempeñado de fotógrafa, se ha declarado una admiradora de Pejic, por considerarlo un pionero en la moda y actualmente es noticia por protagonizar una campaña publicitaria de una famosa marca de ropa inglesa.

“Tenemos formas específicas con las que nos identificamos como hombre o mujer, y creo que a veces éstas pueden ser limitantes”, comentó la modelo. “Sería maravilloso si no llegáramos a conclusiones precipitadas solo porque alguien se viste con un vestido o con pantalones”, agregó.