'Thigh gap', la obsesión adolescente por tener muslos que no se toquen

Se trata de una tendencia relacionada con trastornos alimenticios y, según especialistas, con cierto significado sexual.

Emol
Do. 25 de agosto de 2013, 07:00
Más Ménos
AFP

AFP

http://fuckyeahthighgap.tumblr.com/

http://fuckyeahthighgap.tumblr.com/

En febrero pasado comenzaron a sonar las alarmas que alertaban sobre una nueva y peligrosa tendencia entre las adolescentes. Esta vez no se trataba de inyectarse una solución salina en la frente, enchuecarse los dientes, lamer los ojos de otro o quemarse la piel con hielo y sal, sino que del denominado "thigh gap": una verdadera obsesión entre las adolescentes porque sus muslos no se toquen y, en cambio, estén separados por entre dos y cinco centímetros.

Barbara Greenberg, autora de "Teenage as a second language: A parent’s guide to becoming bilingual" ("La adolescencia como segundo lenguaje: Una guía para que los padres sean bilingües"), se refirió entonces al fenómeno en su blog en "The huffington Post" y señaló que el "thigh gap" había nacido aparentemente después del desfile de la marca Victoria Secret de diciembre de 2012, donde las modelos lucieron piernas muy delgadas, entre las que -precisamente- se formaba el espacio que tanto ansían las adolescentes.

De ahí en adelante, la tendencia se propagó rápidamente gracias a internet, donde las jóvenes suben orgullosas las fotografías de sus "thigh gap" en sitios como Tumblr, Twitter y Facebook.

Según Greenberg, quien también es psicóloga clínica, el deseo de tener los muslos separados no sólo tiene que ver con algo estético, sino que también implica un cierto significado sexual.

"Como padres no sólo tenemos sino que también debemos hablar con nuestras hijas sobre esta nueva tendencia, y cómo se contradice con el desarrollo de una autoestima buena y saludable", aconsejó en esa oportunidad.

Y claro, porque en el afán por obtener un "thigh gap", las adolescentes comenzaron a volcarse a procedimientos estéticos que les permitiera lucir un espacio "perfecto" entre sus muslos. De hecho, el "Daily Mail" reportó que algunas clínicas estéticas habían registrado alzas de hasta un 240 por ciento en la demanda por procedimientos para eliminar la grasa en la parte superior de las piernas, siendo el más popular el denominado Lipoglaze, que calienta y luego congela las células adiposas para que éstas mueran y sean eliminadas naturalmente por el organismo. Algo parecido a la criolipólisis.

Sin embargo, el verdadero peligro del "thigh gap" no está en los tratamientos estéticos, sino que en las dietas extremas que algunas adolescentes realizan para lograr  adelgazar sus muslos y que muchas veces las llevan a desarrollar trastornos alimenticios como la anorexia.

Es por esta razón que entidades que luchan contra estos desórdenes, se apresuraron en advertir que el "thigh gap" es poco realista y prácticamente inalcanzable de una manera saludable.

"Casi nadie tiene un 'thigh gap' sin estar baja en su peso", señaló Susan Ringwood, directora de Beat, una agrupación que ayuda a vencer los trastornos alimenticios. Incluso se aventuró a asegurar que los anuncios donde las modelos lucen un espacio en la parte superior de sus piernas, están intervenidos con Photoshop.

Muslos que se besan

No obstante, Matt Townsend no está de acuerdo con la afirmación de Ringwood. El personal trainer afirmó al periódico inglés que sí es posible lograr el "thigh gap" con la ayuda de ejercicios específicos para el área interior de los muslos, aunque advirtió que se requiere de un gran esfuerzo.

Entre los ejercicios recomendados están las sentadillas y las estocadas, de las cuales hay que hacer por lo menos entre 12 y 15 repeticiones.

Y con el fin de desincentivar la realización de dietas severas, Townsend aseguró que con éstas no se obtiene el ansiado "thigh gap". "El objetivo es trabajar los músculos, para que estén saludables y tonificados, no débiles y frágiles", sostuvo.

Es importante también destacar que así como existen fanáticas del "thigh gap", también hay jóvenes que se enorgullecen de que sus muslos se toquen, como es el caso de la creadora de "The beauty of curve". Este blog de Tumblr está dedicado a "los muslos que se besan constantemente" y allí se pueden ver imágenes de mujeres comunes y corrientes, y también algunas famosas -como Selena Gomez, Vanessa Hudgens, Kim Kardashian, Rihanna y hasta Marilyn Monroe-, que no tienen un "thigh gap".

"The beauty of curve" es obra de una mujer que venció la anorexia y que confiesa que su peor temor era que el espacio entre sus muslos desapareciera al recuperar su peso. "Adivinen qué, nadie se preocupa del 'thigh gap' aparte de internet. Algunos cuerpos naturalmente lo tienen y la mayoría no", afirma, a la vez que entrega a sus lectoras algunas recomendaciones:

- El cuerpo que tienes ahora es el que tendrás por el resto de tu vida. Trátalo como tu mejor amigo, tu hermano, tu persona favorita en el mundo. Respétalo. Ámalo.

- Si no te estás recuperando de tu desorden alimenticio, te estás muriendo por él. Simple y llanamente.

- Un desorden alimenticio crea una barrera de ti y del resto del mundo (…) Se lleva tu vida mucho antes de que realmente te mate.

- No existe ninguna persona que se haya recuperado de un trastorno de alimentación, que desee tener nuevamente ese desorden.

- No dejes que la industria de la dieta, de la moda, ni nadie te haga sentir que tu cuerpo está mal. Tu cuerpo es perfecto.

- Sólo créeme: recuperarse vale la pena.