2007

 

La transmisión y organización del Festival entra nuevamente en licitación, en la que al final se impone la misma estación que lo transmitió los últimos años, Canal 13, aunque de una forma muy poco tradicional: Para fortalecer su propuesta, principalmente en los ítems difusión nacional e internacional, la estación católica se asoció con TVN, dando pie a una inédita transmisión conjunta.

El primer resultado de esta sociedad se vio en la designación de los animadores, que debían salir de rostros de ambos canales. De este modo, Canal 13 confirmó a Sergio Lagos (quien se había estrenado en 2006) mientras que TVN escogió a la conductora de su matinal, la ex modelo Tonka Tomicic.

La dupla se encargaría de presentar una parrilla propia de un primer año de licitación, integrada por una buena cantidad de nombres fuertes y populares. Entre ellos, sin dudas el que se robó la mayor cantidad de atención, aplausos y halagos fue el cantante de origen galo Tom Jones, quien hizo honor a su cartel arriba del escenario. El intérprete de hits como “It’s not unusual” y “Sex bomb” ofreció un show de impecable factura, que transformó por algunos instantes a la Quinta Vergara en un gran casino del mundo. Por supuesto, las antorchas y gaviotas se sucedieron una tras otra.

Ese “escenario del mundo” también vería pasar en la noche de cierre a Ricky Martin, quien volvía a Viña por tercera vez, aunque en esta ocasión transformado en una estrella mundial, sólo comparable a latinos como Shakira. El intérprete de “Vuelve” ofrecería un show enérgico, que sólo bajaría las revoluciones para la presentación del disco unplugged que por entonces promocionaba. El puertorriqueño se fue como un triunfador, con antorchas y gaviotas bajo el brazo y anotándose como otro de los puntos altos de la 48ª edición del certamen.

Otros momentos que quedaron en el recuerdo de esta edición fueron la presentación de Gustavo Cerati, quien no se dejó llevar por la nostalgia para mostrar lo más nuevo de su producción (y agradeciendo el pelícano de platino); Los Bunkers, que debutaron en Viña tras cuatro discos editados; Kudai, que tras rechazar una propuesta millonaria el año anterior, llegaron en 2007 con una nueva integrante; Lucybell, que en su cuarta presentación anotó el récord de salir a escena a las tres de la madrugada; Ana Torroja, que triunfó a punta de éxitos de Mecano; y Don Omar, que puso el cierre reggaetonero desatando una fiesta de más de dos horas.

En un nuevo regreso al Festival, Fito Páez llamó al escenario a Álvaro Henríquez, tal como éste había hecho momentos antes con el rosarino, para la presentación de Los Tres. Bryan Adams, en tanto, borraba de un plumazo las suspicacias sobre su show, dando muestras del poder de la nostalgia y haciendo que un desconocido rostro terminara plasmado en varias portadas, cuando llamó a una fanática a cantar con él sobre el escenario.

Sin quererlo, La Oreja de Van Gogh ofrecería su última presentación en Chile con Amaia Montero, quien se retiraría del grupo meses más tarde. Distinto del caso de Bacilos, quienes aplazaron su separación sólo para estar en la Quinta Vergara. De este modo, el de la jornada inaugural de Viña 2007 se transformó en el último show de su historia.

El humor, en tanto, vio triunfar a Álvaro Salas (en una rutina que incluyó el regreso de Pujillay) y, con algo más de sobresaltos, a Juan Carlos “Palta” Meléndez, quien basó su rutina en imitaciones de políticos y un monólogo sobre los clichés en las relaciones entre hombres y mujeres. Del jurado, subieron a cantar Luis Jara, Áxel y Mario Guerrero.

La cuota de tensión y polémica, en tanto, tuvo cuatro episodios. El primero, cuando la showoman Marlen Olivari saludó desde la silla del jurado mostrando un pezón, en la jornada inaugural del certamen; el segundo, cuando el público protestó airadamente por la salida de escena de Ana Torroja, pifiando a todo lo que subiera al escenario durante al menos una hora, y hasta exigiendo el regreso de Antonio Vodanovic a la conducción; el tercero, cuando Los Tres decidieron pasar por la pantalla gigante mensajes en favor del uso de la píldora del día después; y el cuarto, cuando los deudores habitacionales levantaron una protesta en medio de la actuación de Álvaro Salas.

En la competencia folclórica se impusieron los colombianos María Mulata con “Me duele el alma”, mientras que en la internacional ganaron los españoles Materia Prima con “Cuando quieras volver”.

Pero Viña, sabemos, también tiene una competencia paralela. En la elección de reina se impuso Diana Bolocco, representante del programa “Alfombra Roja” de Canal 13, dejando atrás a Marlen Olivari, la modelo argentina Alejandra Plaza, la también trasandina Gisella Molinero, la animadora Viviana Nunes y la bailarina Yamna Lobos.

El rey, en tanto, fue la flamante figura de “La movida del Festival” de Canal 13 Felipe Avello, quien fiel a su estilo cumplió con su promesa de desnudarse en la piscina, no sin antes enviar mensajes hasta al Vaticano. ¿El resultado? Canal 13 lo despidió.


Noticias en línea Ver más noticias en línea Ver más noticias
ERROR DE CONECTIVIDAD