La "maldición" de Neymar ante Colombia: Se fue expulsado por agresión y arremetió contra Osses

El delantero fue víctima de la impotencia y sumó un nuevo capítulo a su accidentado historial ante los cafeteros. Podría perderse más de un partido por su roja directa.

18 de Junio de 2015 | 07:19 | Por Leonardo Vallejos

Colombia le gana 1-0 a Brasil

SANTIAGO.- Era un partido especial para Neymar. El delantero brasileño volvía a enfrentarse en un torneo oficial a Colombia. Y el recuerdo de la grave lesión que sufrió en cuartos de final del Mundial del 2014 aún estaba vivo.

Y una vez más todo terminó de la peor manera. Ante los cafeteros vivió una nueva maldición.

Pero en el arranque dio para ilusionarse. Soportó la dura marca personal de Carlos Sánchez, rial al que humilló en tres ocasiones pasándole la pelota entre medio de las piernas, además de uno que otro lujito. Eso hasta los 35 minutos cuando vio con impotencia como Murillo abrió el marcador.

La pesadilla continuó en el último minuto del primer tiempo cuando fue amonestado por Enrique Osses por golpear la pelota con la mano en una confusa jugada. Con eso el atacante del Barcelona ya quedaba fuera del próximo duelo ante Venezuela por acumulación de amarillas.

En la segunda etapa no mejoró el panorama. Ya no le era tan fácil superar la marca de su perseguidor y alegó cada uno de los cobros del juez chileno. Desde las gradas los hinchas colombianos, que fueron mayoría, le gritaban “payaso”y “loca”.

A los 58 minutos recriminó a su compañero Elías por no darle la pelota en una inmejorable posición. El pase fue para Firmino que desvió de forma increíble.

Nada le salía. Y su impotencia llegó a su punto máximo en el sexto minuto de agregado. Comenzó una discusión con el colombiano Carlos Bacca que terminó a los golpes. El réferi chileno no dudó en expulsarlos a los dos, por lo que Neymar arriesga a perderse más de un partido.

“Se utilizan las reglas en mi contra. Contra Perú me muestran amarilla por sacar la espuma del spray y ahora la pelota tocó mi mano sin intención y me dan amarilla. Son cosas que pasan, ponen un juez débil para arbitrar un partido como éste y termina en pelea. A mí me molestan los árbitros que no pitan de forma correcta. Al final hubo mucha confusión, empujé a uno y después no vi que me expulsaron. Creo que debió expulsar a muchos y no lo hizo". Ese fue su último ataque, aunque esta vez no en la cancha, sino que en contra de Osses.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores