La cruda realidad del fútbol amateur chileno contada por el mejor futbolista de Tercera División

Nicolás Astete de Deportes Recoleta acaba de ser premiado por el Círculo de Periodistas Deportivos y revela que para muchos de ellos el balompie "es un salvavidas, te saca de la delincuencia".

25 de Diciembre de 2016 | 13:01 | Por Leonardo Vallejos, Emol
SANTIAGO.- Ambos son volantes y fueron premiados por el Círculo de Periodistas Deportivos. Arturo Vidal como el Mejor Futbolista Profesional, y Nicolás Astete como el Mejor del Fútbol Amateur.

Esas serían las únicas similitudes entre ellos. Porque mientras el formado en Colo Colo recibe más de 80 millones de pesos por semana en el Bayern Munich, Astete percibe sólo una ayuda económica de Deportes Recoleta que asciende a los 150 mil pesos mensuales.

Mientras Vidal brilla en la espectacular cancha del Allianz Arena, Nicolás tiene que arreglárselas para poder acostumbrarse al pasto sintético del Estadio Chacabuco, recinto donde hace de local Recoleta. Sus realidades son diametralmente opuestas.

Así lo deja en claro el mismo jugador amateur, quien valora que, por lo menos, a él sí su club lo ayuda económicamente, algo que no sucede en la mayoría de los equipos de la Tercera División chilena.

"Se sufre mucho acá. Tengo muchos amigos que juegan en clubes que no tenían opciones de subir y no reciben sueldos. No se ve nada de profesionalismo y por eso ni van a los entrenamientos", señala en conversación con Emol.

A diferencia de Vidal y de los futbolistas profesionales, en el amateurismo nadie les regala nada. "Los zapatos de fútbol debemos pagarlos cada uno. Con suerte uno tiene un par. Pero varios de mis compañeros deben hacer colectas para comprar otro ya que las canchas en la Tercera División los estropean rápido. Hace poco fuimos a jugar contra Fernández Vial al Ester Roa de Concepción y no teníamos chuteadores para pasto natural".

Fue ahí cuando apareció la figura de Roberto Gaune, ex técnico de Recoleta y que ahora está como preparador de arqueros en Palestino con Nicolás Córdova. "Él nos regaló a mí y a cuatro compañeros otros zapatos con pepas para pasto. Imagínate, nunca podría haberme comprado uno de esos", cuenta.

Otra de las grandes diferencias es que es habitual ver a los jugadores profesionales intercambiarse camisetas tras los partidos. "Acá no, ni loco. Cada uno tiene, con suerte, una polera de local y una de visita. No tenemos más y hay que cuidarlas. No hay plata para más indumentaria", relata Astete.

Pero a pesar de todos estos sinsabores y de lo pedregoso que es el camino de muchos de ellos, para los amateurs el fútbol es "un salvavidas. A muchos les sirve para salir de la delincuencia y de las malas juntas. Hay varios que son padres, que tienen que alimentar a una familia. Se sacan la cresta entrenando, en las tardes estudian hasta tarde y al otro día vuelta a lo mismo. Es muy agotador. Por eso cuando un compañero llega a un club profesional todos nos alegramos. Es lo que pasó con José Luis Silva, quien pasará de Recoleta a Unión San Felipe en la Primera B. Ese es el sueño mío, bueno, de todos".

Actualmente Deportes Recoleta logró el ascenso de la Tercera A a la Segunda División Profesional. Astete dice que están ilusionados con llegar a la B. "Equipo hay. Habrá que ver el tema de los millones que pide la ANFP, pero confiamos en que si logramos subir se harán todos los esfuerzos para evitar lo que le pasó a Deportes Valdivia".

El momento de la premiación de Astete:

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores