Del infierno al paraíso: Los dramáticos dos años que vivió Unión La Calera tras el autoexilio de Sergio Jadue

En 2015 el ex timonel de la ANFP, quien también fue presidente del club cementero, dejó Chile y desde ese momento el equipo calerano tuvo una gran hecatombe de la que recién hoy se está recuperando. Acá te contamos ese proceso que tuvo un descenso, abandono del plantel y una restructuración.

05 de Noviembre de 2017 | 08:32 | Por Matías Harz, Emol

Unión La Calera hoy es campeón del Transición de la Primera B, pero todavía puede descender.

Photosport
SANTIAGO.- El 17 de noviembre de 2015 fue un día bisagra en la historia de Unión La Calera. En esa jornada, uno de los dirigentes históricos del club abandonó para siempre la institución y también el país.

Entre un mar de gente, cámaras y un escándalo inédito en el fútbol nacional, Sergio Jadue Jadue se fue de Chile para emprender rumbo a Estados Unidos con un claro motivo: Colaborar con la justicia después de confesar que había recibido sobornos en el marco del escándalo de corrupción de la FIFA.

El calerano, quien renunció a su cargo como presidente de la ANFP por estos hechos, fue una persona fundamental para el equipo de la Quinta Región. Con él en el club, lograron el ascenso a la Primera División en 2010, donde no estaban hace 25 años.

"Calera estaba prácticamente quebrada e iba camino a desaparecer. Nos tuvimos que encargar de una deuda que venía de la época de Sergio Jadue de 2 millones de dólares con el banco BBVA"

RICARDO PINI
En todo este período fue clave el apoyo de Jadue a la institución. No sólo en la toma de decisiones, también en la ayuda económica. Al menos así lo confirmó la auditoría que realizó la actual directiva de Arturo Salah.

El informe reveló que el conjunto rojo fue uno de los cuadros que más dinero recibió durante la gestión del ex timonel del balompié nacional. En total fueron 698 millones de pesos.

Coincidentemente, el adiós del calerano, en 2015, marcó la caída del cuadro de la Quinta Región. Sólo seis meses después de la salida de Jadue, el conjunto cementero regresó nuevamente a la Primera B.

Uno de los jugadores históricos del club, el portero Lucas Giovini confiesa que en ese momento "se hizo todo mal. Fue un proceso pésimo y fue muy duro para todos los que amamos esta camiseta".

La hecatombe cementera


Desde ese momento, en agosto de 2016 hasta la misma fecha en 2017, Unión La Calera pasó a estar inmersa en una miseria de la cual era prácticamente imposible salir: De 84 puntos posibles, sólo había rescatado 18, tenía -22 goles en contra, era el colista y estaba 10 puntos por detrás de Iberia, penúltimo del certamen. Salvarse de perder la categoría era una "hazaña".

Con este panorama, Calera sólo contaba con las 14 fechas del Torneo de Transición 2017 para no caer a Segunda División, luego de que la ANFP decidiera revertir el reglamento y el campeonato pasara de no tener descenso a sí tenerlo. Además, el club estaba "casi abandonado".

18Puntos tenía de 84 posibles. Zafar del descenso era "casi imposible"

Además del problema futbolístico, existía uno económico. Ricardo Pini, uno de los accionistas mayoritarios de la institución desde agosto de 2015, un semestre antes de que se fuera Jadue del país, cuenta que "Calera estaba prácticamente quebrada e iba camino a desaparecer. Nos tuvimos que encargar de una deuda que venía de la época de Sergio Jadue de 2 millones de dólares con el banco BBVA".

"El CDF le entregaba 44 millones de pesos al club, pero con esta deuda sólo percibíamos 12 millones mensuales y el resto iba para sanear la deuda. Todo estaba mal", agrega.

Resurrección


Para el segundo semestre de esta temporada, se hizo un esfuerzo y hubo una reestructuración total: Se fue todo el plantel, menos Salinas; llegó un nuevo cuerpo técnico y se contrató a jugadores para poder pelear por la categoría, lo que se veía como algo "casi imposible".

El entrenador arribó con una primera misión: devolver la identidad al hincha y al club. "Antes de llegar este semestre, iba al estadio a ver a Calera y daba pena ver las graderías con 200 personas o menos. Entonces fui a ofrecerme para cambiar esta situación" revela Víctor Rivero, actual entrenador del equipo.

Con esta convicción, el DT chileno empezó a hacer cosas que en el último año y medio no se venían haciendo. "Empezamos a entrenar en doble jornada en buenas canchas, realizamos siempre concentraciones, tenemos viajes cómodos a las regiones lejanas y lo más importante fue que afiatamos el grupo", agrega.


Con este cambio, los buenos resultados fueron apareciendo, los simpatizantes volvieron al estadio y Unión La Calera pasó de estar hundido ad portas de descender a ser el campeón del Transición de la Primera B a falta de dos fechas.

Sin embargo, las campañas anteriores fueron tan malas, que aún están mal posicionados en la tabla acumulada por lo que todavía pueden bajar a Segunda.

A pesar de esto, Felipe Salinas es optimista y piensa que se salvaran. "Yo me veo ganándole a San Marcos en la final entre los ganadores de la B y luego peleando con el equipo de la Primera División por subir a la máxima categoría. Sería histórico".

Recordemos que este domingo a las 21:00 horas el equipo calerano tendrá que ir a Arica en búsqueda de los tres puntos para así salvarse definitivamente de caer de categoría y empezar a pensar en quizás volver a la división de honor del fútbol nacional.
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores