Con una historia marcada por el clasismo y machismo de los años 50 debutó "Perdona nuestros pecados"

La producción de Mega protagonizada por Álvaro Rudolphy, Paola Volpato, Mariana Di Girolamo y Mario Horton tomará el lugar de "Sres. Papis" en el horario prime. En su primer espisodio, lideró la sintonía al promediar 29 puntos de rating.

07 de Marzo de 2017 | 07:08 | Emol

Los personajes principales de la teleserie nocturna de Mega "Perdona nuestros pecados".

Mega
SANTIAGO.- "Perdona nuestros pecados", la nueva teleserie nocturna de Mega, no pierde el tiempo. En su primer capítulo adelanta lo que pasará siete años después de su punto de partida, la primavera de 1953. Es así, como en su primera escena se ve cómo el padre Reynaldo Suárez (Mario Horton) llega ensangrentado a la capilla de Villa Ruiseñor, poblado del cual es párroco, pidiendo perdón a Dios. Tras eso, le dispara a alguien y la historia vuelve a la primera mitad de los años 50.

Ahí, se puede ver cómo la colegiala María Elsa Quiroga (Mariana Di Girolamo) desafía a su época y a su poderosa familia —su padre es Armando Quiroga, el dueño del almacén del mismo nombre y la mitad del pueblo— al mantener una secreta relación con Camilo Corcuera (Etienne Bobenrieth). Algo que va contra todas las reglas de buena crianza que puedan haber: él es un simple empleado de la multitienda y es hijo de una empleada doméstica.

Mientras María Elsa no ve el problema con esto, pues cree que "todos somos iguales", sus compañeras de colegio consideran que es "atorrante", en un período en que ser "roto" y "guacho" —Camilo es pobre y no tiene padre— era una vergüenza y marcaba tu vida.

Es a este pueblo, fiel representante del clasismo y machismo de los años 50, que llega Reynaldo Suárez, el nuevo parroco: un hombre joven y bien parecido que rápidamente se ganará el aprecio de las señoritas del colegio de Villa Ruiseñor, pero no del poderoso Armando Quiroga. La razón es que Suárez espera que haya repartición de riquezas en la zona, pero este hombre considera que "el roto es flojo" y que los pobres "profitan de los que sí trabajamos". Obviamente, Quiroga termina tildando al cura de comunista y reprende a su hija Elsa cuando ella intenta apoyarlo con una frase altamente machista como: "Calladita es más bonita".

En su ánimo de poder y control, el personaje de Álvaro Rudolphy quiere destacar por sobre los demás en todos los ámbitos, incluso en el matrimonio de su hija Isabel (Alejandra Araya) con Gerardo Montero (Nicolás Oyarzún). La instrucción a su mujer, Estela (Patricia Rivadeneira), es que la ceremonia sea recordada por lo elegante. Esto le parece perfecto a Isabel, quien sólo piensa en tener una gran fiesta y en encontrar al supuesto pretendiente de su hermana Elsa y se empecina en que su padre se entere.

Por su parte, la colegiala teme por su relación con Camilo, pues sabe que su papá nunca lo aceptaría en la familia. Una preocupación que comparte con el cura, quien se ve prendado rápidamente de la joven.

Este no es el único problema que enfrenta la familia Quiroga, pues la matriarca está convencida de que su marido tiene una amante. Y no está equivocada. El gran problema es que se trata de una mujer cercana, Ángela Bulnes (Paola Volpato), quien está casada con Lamberto Montero, un hombre que trabaja con Quiroga y que ha tenido algunos problemas económicos. Situación que se presta como excelente excusa para que el dueño del almacén y Ángela se mantengan más cerca, pues ella consigue un trabajo en la multitienda.

Finalmente, Camilo y María Elsa cometen un descuido que Isabel aprovecha para entregar toda la información a su padre. El resultado es que un muy violento y descontrolado Armando golpea a correazos a la joven y sale a buscar a su empleado, acusándolo de abuso y asegurando: "El huacho Corcuera va a pagar por lo que hizo y va a pagar con sangre".

Es en ese momento que llegan a avisar a la familia Corcuera, compuesta por su madre Silvia (Francisca Gavilán) —quien trabaja donde los Montero y es constantemente insultada por Ángela— y su hermana, que andan buscando a Camilo.

Por su parte, la colegiala escapa de su casa y busca la ayuda del padre Reynaldo, a quien se le escucha diciendo durante una conversación telefónica "A Armando Quiroga lo vamos atacar donde más le duele". El párroco la acoge y promete ayudarla.

Al mismo tiempo, Silvia llega a la casa de los Montero para pedir ayuda al padre de familia. Ella le cuenta a Lamberto que tras golpear a Camilo, el joven fue echado del pueblo y se refiere a él como "nuestro hijo", lo cual es escuchado sin querer por Augusta Montero, la clasista amiga de María Elsa. En la casa de los Quiroga, en tanto, Armando culpa a Estela y la hace callar diciéndole que "Eso también es una virtud". En la última escena, María Elsa es sorprendida tomada de las manos con el párroco por un desconocido.

"Perdona nuestros pecados" tuvo un exitoso debut. Entre las 23:17 y 00:16 horas, la teleserie promedió 29 puntos, con peaks de 36. En ese mismo horario, Mega fue seguido por Canal 13 con 9,6 tantos, Chilevisión con 9,1, TVN com 6,8 y La Red con 2,2.
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores