Reeditan "Thimor", de Manuel Astica, considerada la primera novela utópica chilena

Se trata de un relato alegórico a los deseos de justicia social del dirigente sindical, que fue cercano a Clotario Blest y cabecilla de la insurrección de la Armada en 1931.

22 de Octubre de 2018 | 09:39 | Por Alondra Barrios Peñailillo, Emol

Astica también de desempeñó como periodista y poeta.

La Pollera
SANTIAGO.- El encuentro entre Manuel Astica Fuentes (1906-1996) y la literatura se dio de manera accidental cuando este tenía 25 años y cayó tras las rejas, luego de ser acusado de ser el responsable de un amotinamiento en la marina chilena en señal de descontento por los bajos salarios, llegando incluso a ser condenado a cadena perpetua.

Durante el año que alcanzó a estar privado de libertad en la Penitenciaría de Santiago, el dirigente sindical cercano a Clotario Blest dio origen en 1932 a "Thimor", considerada "la primera novela utópica chilena" que este mes fue reeditada por la editorial La Pollera.

"Astica había sido uno de los grandes líderes de la insurrección de la Armada en septiembre del 1931", puntualiza Marcelo Alvarado, profesor de Filosofía y autor de "Manuel Astica. El revolucionario utópico. Biografía político - intelectual" (Editorial Universidad de Santiago). "En este libro él visualiza un mundo distinto desde la cárcel. Lo visualiza desde sus concepciones revolucionaras y como dirigente político que había sido", agrega el investigador.

La novela arranca con el relato de un extraño hecho que despierta a los habitantes de Valparaíso. Un velero desaparecido zarpa en las aguas porteñas. Es "Burlador", convertido ya en un barco fantasma, destartalado y sin tripulantes a bordo. En su interior se encuentra la bitácora del capitán de la nave, dando cuenta de la existencia de un lugar llamado Thimor, "desconocido de vuestro mundo, último vestigio del perdido continente de Lemuria, a 23 días de la cuarta Luna, del año 5342 de la civilización Lemuriana". Dicho sitio sería el único vestigio del mito de la Atlántida. Y, obviamente, causaría revuelo en todo el mundo.


Poco conocido en la literatura chilena, la historia combina la ciencia ficción con ribetes ideológicos que abogan por los deseos de justicia social del también periodista, poeta y miembro del colectivo La Mandrágora que, agrega su biógrafo, "había sido militante de las Juventudes Católicas en los años '20".

"'Thimor' cruza varias cosas. Cruza la idea de un mundo donde hay justicia, donde el ser humano vive en condiciones saludables que le permiten una vida larga y sana. Una sociedad, además, donde existe igualdad de género. Incluso hay una alternancia en ciclos de luna donde se desarrollan gobiernos de hombres y de mujeres. Hay una cosa que era novedosa para la época", aporta Alvarado.

El biógrafo de Astica apunta que la escena literaria local le adeuda reconocimiento al multifacético personaje por esta obra, aunque subraya que aquello también es responsabilidad del propio Manuel Astica porque "solamente hizo una edición y a pesar de que tuvo un gran tiraje, no se reeditó hasta ahora. Muchos autores y/o comentaristas que la leyeron, después de muchos años hablan de la novela, pero prácticamente es desconocida".

"Entonces no se asocia la condición de que Astica fue el gran dirigente del levantamiento de la Armada y autor de esta novela. Por otro lado -suma el investigador- fue un importante agente cultural en Valparaíso porque se radicó ahí, aunque dedicado al periodismo y a la poesía".

Marcelo Alvarado afirma que luego de "Thimor", Astica "no volvió a trabajar en nuevas obras narrativas, sino que se dedicó a la obra poética" de lleno.

"Era un buen narrador y creo que de alguna manera se malogró al no seguir desarrollando una obra literaria en el ámbito de la narrativa que podría haberle dado muy buenos frutos", concluye.
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores