EMOLTV

U. de Chile recupera libros patrimoniales sustraídos de su Archivo Central pero continuará con querella criminal

La institución denunció, durante la toma de la casa central, el hurto de volúmenes de la colección donada en 1954 por Pablo Neruda.

10 de Diciembre de 2019 | 10:36 | Redactado por M. Álamos, Emol
imagen

Durante la toma estudiantil de la Casa Central de la Universidad de Chile desaparecieron cuatro libros de su Archivo Central Andrés Bello.

EFE
El rector de la Universidad de Chile, Ennio Vivaldi, anunció que fueron recuperados los cuatro libros que habían sido sustraídos de la colección donada a la casa de estudios por Pablo Neruda, en 1954. No obstante, señaló que la querella criminal seguirá su curso para identificar a los responsables del hurto.

El conjunto de textos, perteneciente al Archivo Central Andrés Bello, había sido declarado patrimonio histórico nacional en 2009 y durante la última toma estudiantil, que duró más de 15 días, se descubrió la ausencia de algunos de ellos, por lo que Vivaldi interpuso una querella el 4 de diciembre. La toma se depuso el 6.

"Con alegría informo que recuperamos los cuatro ejemplares sustraídos de nuestro ArchivoCAB. Agradecemos enormemente al equipo del Archivo de la uchile, que, con profesionalismo y ejecutando los protocolos establecidos, permitió a la justicia recuperar con celeridad tan valioso patrimonio", escribió en sus redes sociales Vivaldi.

Y añadió: "Continuaremos con la querella criminal hasta establecer las responsabilidades correspondientes".

Consultados por Emol, desde la Universidad de Chile informaron que los textos fueron devueltos por la fiscal a la casa de estudios. "Están en buen estado y ya están incorporados nuevamente en nuestro catálogo y colección", afirmaron.

"Esto es fruto del trabajo de los profesionales del archivo, quienes tienen rigurosos protocolos de altos estándares. Lograron identificar rápidamente los ejemplares sustraídos e iniciar una investigación junto a la justicia", agregaron.

La querella inicialmente había sido por 27 libros, pero, tras una nueva revisión, se rectificó la acusación y se sostuvo que eran cuatro los libros que habían desaparecido. Los ejemplares eran: "Cancionero sin nombre", de Nicanor Parra; "Heroísmo sin alegría", de Pablo de Rokha; "El cantar de las huestes de Ígor", anónimo; y "La divina comedia", de Dante Alighieri.
Recomendados Emol
Revisa el análisis de David Bravo sobre la última cifra de desempleo