EMOLTV

¿Qué pasará con los derechos de la obra de Borges?: Fallecida viuda del autor argentino no dejó testamento

El abogado de María Kodama pidió iniciar un juicio sucesorio. De no encontrar herederos, podría declararse como "vacante", lo que dejaría los bienes en manos del Gobierno de la ciudad de Buenos Aires.

04 de Abril de 2023 | 10:51 | EFE / Publicado por Sofía Dib, Emol.
imagen

María Kodama en el Museo de Borges, el cual dirigía.

El Mercurio.
Una gran duda ha surgido en torno a los derechos de obra del escritor Jorge Luis Borges. Y es que la recientemente fallecida -26 de marzo- María Kodama, viuda y principal difusora de sus creaciones, no dejó testamento.

A raíz de esto los abogados de la mujer están buscando herederos de los derechos de la obra del principal autor argentino. Uno de ellos es Fernando Soto, quien informó a EFE que inició en la Justicia la "sucesión por herencia vacante" de Kodama, quien falleció a los 86 años.

El abogado solicitó abrir el juicio sucesorio de la también escritora para verificar la existencia de eventuales herederos y pidió que, en caso de no encontrar ninguno, se declare la sucesión como "vacante", lo que dejaría los bienes en manos del Gobierno de la ciudad de Buenos Aires, según explicó.

El letrado también solicitó que se ordene "la realización de un inventario provisorio" para la "urgente protección y conservación del acervo sucesorio".

Kodama era la titular de los derechos de autor de toda la obra literaria, además de ser la propietaria de todas las medallas, condecoraciones y distinciones recibidas por el escritor argentino, de manuscritos originales, de dibujos de su autoría y de su biblioteca personal (intervenida por el propio Borges), entre otros muchos bienes de altísimo valor cultural, histórico y patrimonial.

La obra literaria de Borges se encuentra inscrita bajo la titularidad de Kodama, en el Registro Nacional de la Propiedad Intelectual de la Dirección Nacional del Derecho de Autor (DNDA).

Soto indicó en el escrito que da "por sentado" que Kodama "no hizo testamento" habiendo "pasado más de una semana" de su muerte y "habiendo sido divulgado su fallecimiento en numerosos medios periodísticos", "sin que nadie se haya presentado como su heredero ni se haya comunicado la existencia de un testamento".

Soto efectuó esta presentación en carácter de acreedor de Kodama, por tener interés en la conservación y resguardo del patrimonio de la viuda de Borges por haber sido su abogado personal, su apoderado judicial desde 2001 y por integrar la Comisión Directiva de la Fundación Internacional Jorge Luis Borges.