Rusia espera firmar la próxima semana el suministro de misiles S-300 a Irán

Las negociaciones, ampliamente criticadas por EE.UU. e Israel, tendrán lugar durante la visita a Moscú que realizará el vicepresidente iraní, Sorena Sattari, entre el 25 y 30 de agosto.

21 de Agosto de 2015 | 11:35 | EFE
NYT (imagen referencial)
MOSCÚ.- El Gobierno de Rusia anunció este viernes que espera firmar la próxima semana el contrato de suministro a Irán de las baterías de misiles antiaéreos S-300, a los que se oponen terminantemente tanto Estados Unidos como Israel.

"Tenemos grandes esperanzas de que las negociaciones concluyan de manera fructífera. Para ello se dan todas las condiciones, pero no voy a adelantar acontecimientos", dijo Zamir Kabúlov, alto funcionario de la Cancillería rusa.

Las negociaciones tendrán lugar durante la visita a Moscú del vicepresidente iraní, Sorena Sattari, quien asistirá al salón internacional aeroespacial MAKS-2015, que se celebra del 25 al 30 de agosto.

"Sería fantástico que los recibieran (los S-300), ya que se trata de un armamento exclusivamente defensivo que garantizará la seguridad, entre otras cosas, de las instalaciones nucleares que Rusia ayuda a construir en Irán", subrayó Kabúlov.

Asimismo, explicó que además de Sattari, "la nutrida delegación iraní" que visitará la próxima semana Moscú, incluirá a numerosos expertos en armamento, quienes serán los encargados de redactar el contrato.

Por parte de Rusia, en las negociaciones participarán representantes del ministerio de Defensa y de Rosoboronexport, el monopolio de exportación de armamento ruso.

El Presidente ruso, Vladimir Putin, levantó a mediados de abril el veto a la entrega de esos misiles durante la visita a a la capital rusa del ministro de Defensa iraní, Husein Dehgan, aduciendo que las sanciones de la ONU no abarcan esos equipos militares.

Según expertos, los S-300 permitirán a Irán hacer frente a una posible invasión o ataque aéreo masivo israelí o estadounidense con cazas de la clase Stealth, helicópteros, bombarderos y misiles balísticos.

Los israelíes temen que esas baterías, que tienen un alcance de hasta 200 kilómetros, permitan a Irán contar en breve con un invulnerable escudo antimisiles para defender sus infraestructuras vitales ante un posible ataque exterior.

El contrato suscrito en 2007 para la venta de 40 baterías con cohetes tierra-aire fue suspendido de manera voluntaria por el Kremlin en 2010 tras las sanciones impuestas por la ONU contra la república islámica.

Tras levantar el veto, Putin aseguró al Primer Ministro israelí, Benjamin Netanyahu, que los S-300 "no amenazan de ninguna manera a Israel, ya que se trata de un armamento exclusivamente defensivo".
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores