El recuerdo a 100 años de la enmienda que originó la histórica ley seca en EE.UU.

El 16 de enero de 1919 se modificó la normativa del país norteamericano que puso fin a la compra y venta de bebidas alcohólicas. De todos modos, a pesar de los esfuerzos de aquel tiempo, los resultados no fueron los mejores.

16 de Enero de 2019 | 13:07 | Redactado por Diego Gaete, Emol.
AFP
SANTIAGO.- El consumo de bebidas alcohólicas en los Estados Unidos va en aumento. Según una estadística realizada por el Instituto de abuso de Alcohol y Alcoholismo (NIAAA) en 2017, unos 32 millones de adultos han consumido al menos una vez más del doble de la ingesta a partir de la cual se considera como embriaguez.

Actualmente, se considera al consumo excesivo de alcohol como una de las causantes de muerte más importantes del mundo junto con provocar adicciones y varias enfermedades a largo plazo.

1919el año que se aprobó la enmienda 18

¿Pero qué pensarían si supieran que hace 100 años su consumo se prohibió por completo? Fue en Estados Unidos, donde el 16 de enero de 1919 se aprobó la Enmienda 18, la cual entró en vigor exactamente un año después, en 1920, marcando un hito en el país norteamericano.

Las razones para esto eran claras: la sociedad norteamericana notaba una relación entre el consumo del alcohol y los problemas sociales que se erigían en aquel país por esos años.

Las movilizaciones por un cambio

La ley seca - también conocida como prohibición o de Volstead - es uno de los casos más estridentes de la historia donde se buscó poner fin al consumo de bebidas alcohólicas, por el repudio social que provocaba y su supuesta ligazón con varios males sociales.

Para algunos autores, factores como la llegada de inmigrantes de todas partes del mundo a mitad del siglo XIX contribuyeron al alza de la ingesta de alcohol, lo que se habría visto reflejado a comienzos del siglo XX con el aumento de los casos de ebriedad y violencia intrafamiliar. Esto significó y apuró un cambio por parte del Gobierno de EE.UU.

La aparición del Movimiento por la Templanza - creado en 1896 - también fue clave para esparcir este sentimiento, de la mano de Carrie A. Nation, una mujer que luego de perder a su marido por el consumo del alcohol llegó al extremo de promover un cambio en este sentido, motivada por sus valores puritanos y el concepto "apocalíptico" que caracterizaba al alcohol.

Según cuenta la historia, un día agarró un hacha y una biblia, y se dirigió a un bar para cumplir con el objetivo de destruir el lugar y todas las botellas de alcohol que viera, en unos "ataques" que marcarían una hoja de ruta para la futura enmienda.

El movimiento tomó fuerza gracias a los efectos adversos que producía el consumo de alcohol. De esta forma, se generó una oposición que comenzó a formar importantes grupos politizados que llamaban a una política total de abstinencia.

Su aprobación y fracaso

Con el voto favorable de 36 estados -de un total de 48-, el Congreso aprobó el cambio de la enmienda 18, la que prohibía la venta, importación, exportación, fabricación y transporte de bebidas alcohólicas. La resolución fue una victoria para uno de sus impulsores, el senador Andrew Volstead.

"Esta noche, un minuto después de las doce, nacerá una nueva nación (...), el demonio de la bebida hace testamento", aseguraba en su momento, donde celebraba que las cárceles y correccionales "quedarían vacías" y que los hombres "volverán a caminar erguidos, sonreirán todas las mujeres y reirán todos los niños".

"Esta noche, un minuto después de las doce, nacerá una nueva nación"

Andrew Volstead, senador EE.UU.

De todos modos, esta enmienda no prohibía del todo el consumo ya que podía ser usado con uso medicinal. A pesar de ser considerada la normativa como un fracaso total, los datos de esa época mencionan que la ingesta de alcohol disminuyó hasta 1940, pero fueron bastante mayores los efectos negativos.

El fracaso de la ley seca

A pesar de la aprobación, los resultados esperados no fueron los mejores. Según indicaban miembros del Gobierno de EE.UU. de aquellos años, la legislación falló en prevenir la gran distribución ilegal de bebidas alcohólicas, tanto su exportación como importación clandestina.

Al mismo tiempo, se consignó un incremento del crimen organizado en el país norteamericano. Este fue el caso del histórico Al Capone, quien se estima que ganó unos 100 millones de dólares por esos tiempos, la mayoría gracias al tráfico de alcohol.

Asimismo, la normativa no redujo los deseos de las personas en consumir alcohol, por lo que este negocio se mantuvo vivo gracias a importantes grupos de la mafia de EE.UU., que peleaban para poder controlar el mercado que registró ganancias de unos US$ 2 mil millones.

10.000personas murieron por consumo de alcohol en mal estado

Junto a esto se consignó un aumento de asesinatos y robos, varios de ellos producto de la ley seca. En el último año de existencia -1933- la tasa de homicidio era de 10 cada 100 mil personas, que se sumó a más de 10 mil muertes por el consumo de alcohol envenenado.

Finalmente, y a partir de todos estos hechos, en 1933 las autoridades decidieron poner fin a la situación con la sustitución de la 18ava Enmienda por la número 21.
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores