Periodista Jorge Ramos entrega detalles de su retención en Venezuela tras entrevistar a Maduro

Según relató el conductor de Univisión en una columna de opinión, luego de la molestia del Mandatario ante sus preguntas le robaron su celular y lo "palparon de pies a cabeza".

27 de Febrero de 2019 | 13:48 | Redactado por Diego Gaete P./Emol.
AFP
SANTIAGO.- Transcurridas casi 24 horas de su regreso a Miami, Estados Unidos, país en el que está radicado y en donde trabaja como periodista y presentador de noticias del canal Univisión, Jorge Ramos entregó detalles de su estancia en Venezuela, luego de ser retenido por un contingente del Gobierno de Nicolás Maduro.

Según mencionó en una columna de opinión escrita para el New York Times y que tituló como "El dictador de Venezuela se gana su título", Ramos relató desde el momento en que consiguieron la entrevista hasta que abandonaron el país.

El reportero asegura que agentes de seguridad "confiscaron nuestras cámaras, las tarjetas de memoria con la grabación y nuestros celulares" y que Maduro "se robó la entrevista para que nadie pudiera verla".

El mexicano nacionalizado estadounidense dijo que consiguieron hablar con el Mandatario "a la vieja usanza: llamamos por teléfono y la pedimos". De esta forma, un productor de Univisión habló con el ministro de Comunicación de Venezuela, Jorge Rodríguez, quien derivó a Maduro la inquietud. "Vengan a Caracas" fue lo que les respondió el Presidente, por lo que hicieron sus maletas.

Según Ramos, la entrevista tuvo tres horas de retraso y "parecía estar de buen humor", recordando que el encuentro fue un día después del fallido intento del líder opositor, Juan Guaidó, para que ingresara la ayuda humanitaria.

"Se suponía que iba a ser un buen día. Pero no lo fue", prosiguió el reportero, haciendo alusión al momento en que le preguntó a Maduro si debía llamarlo "Presidente o Dictador" y cuando sacó su Ipad para mostrar las imágenes que desataron la furia de Maduro.

"Cada segundo del video contradecía su relato oficial de una Venezuela próspera y progresista después de veinte años de Revolución bolivariana. En ese instante, Maduro explotó", sentenció.

La repercusiones de la ira

A los diecisiete minutos de entrevista, el Mandatario "se levantó, intentó bloquear las imágenes de mi tableta de manera absurda y anunció que la conversación se había terminado", cuenta Ramos. A esto prosiguió la marcha del Presidente y la confiscación de sus cuatro cámaras y de su equipo de producción, por miembros de agentes de seguridad.

Posteriormente, a Ramos lo llevaron a "un cuarto pequeño" donde le "ordenaron que les diera mi celular y la contraseña (...) pero me rehusé". Al mismo tiempo, otro contingente de seguridad llevó a su productora María Martínez a la misma sala pero "para frustración de los agentes de seguridad, María se las arregló para hacer una llamada fugaz al presidente de Univisión News (Daniel Coronell)". Éste "advirtió al Departamento de Estado de Estados Unidos", dando a conocer a "muchos medios" lo que estaba pasando.

Tras ello, y mientras Ramos supo que el resto de su equipo había sido llevado a un camión del Gobierno venezolano, un grupo de agentes "apagó las luces" y le quitó su celular. "Revisaron con furia mis pertenencias. Me palparon de pies a cabeza", relató. Su compañera pasó por "la misma experiencia humillante".

Concluido este episodio, se les pidió que se unieran al resto de su grupo en el camión y les dijeron que los mandarían a su hotel, pero se negaron. Ya en la calle, volvió a aparecer Rodríguez para "reclamarnos sobre la entrevista y el modo en el que la condujimos". Él respondió que "nuestro trabajo es hacer preguntas y que nos estaban robando la grabación de la entrevista y nuestro equipo".

"Debería permitir que el mundo vea la entrevista. Si no lo hace, solo habrá probado que se está comportando precisamente como un dictador"

Jorge Ramos, periodista de Univisión

A esas alturas la noticia era conocida por el mundo y las personas que los detuvieron les pidieron que se marcharan, "y así lo hicimos", volviendo al hotel en que se alojaban y donde un miembro de migración "nos informó que al día siguiente por la mañana seríamos expulsados del país". Entonces, un "capitán" le devolvió su celular con su contenido "borrado completamente".

Ramos cree que esta experiencia fue "una pequeña prueba del acoso y abuso que los periodistas venezolanos han padecido por años".

Finaliza su versión, haciendo alusión a Maduro, quien "debería permitir que el mundo vea la entrevista. Si no lo hace, solo habrá probado que se está comportando precisamente como un dictador".
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Ediciones especiales
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores