EmolTV

El incierto escenario político de Irak: ¿Quién gobernará luego de que ningún bloque alcanzara la mayoría en el Parlamento?

Analistas internacionales sostienen que son varias las alianzas que se podrían alcanzar en el país, agitado por protestas tras la publicación de los resultados preliminares de las elecciones del 10 de octubre.

19 de Octubre de 2021 | 15:45 | Por AFP / Equipo Multimedia, Emol.
Según los resultados preliminares, las elecciones al Parlamento de Irak del 10 de octubre reforzaron al volátil clérigo chiíta Moqtada-al-Sadr y debilitaron a sus adversarios proiraníes Hashd-al-Shaabi, también chiítas.

El cómputo final de los comicios, organizados para apaciguar las protestas antigubernamentales lideradas por jóvenes en 2019, se espera en las próximas semanas, pero hasta ahora ningún bloque tiene un mandato claro.

Esto implica que numerosas formaciones tomarán parte en largas negociaciones para componer alianzas y nombrar un primer ministro.

  • ¿Qué alianzas son posibles?

    Harith Hasan, experto del Centro Carnegie para Oriente Medio de Líbano, plantea dos escenarios principales.

    El primero es una resurrección de una "alianza chiíta" entre Sadr, que ha criticado la influencia de Teherán, y Hashd, una antigua red paramilitar ahora integrada en las fuerzas de seguridad.

    Los resultados provisionales muestran que Sadr ha ganado más de 70 de los 329 escaños parlamentarios. Esta opción implicaría que Sadr aceptaría "un acuerdo para compartir el poder con un candidato de consenso" como primer ministro, entiende Hasan. También se pactarían "ciertos 'principios' de reforma, incluyendo el futuro y la estructura de Hashd al Shaabi", añade.

    Cualquier candidato de consenso para dirigir el gobierno debería contar con el acuerdo tácito de Teherán y Washington, rivales entre ellos pero aliados ambos de Bagdad.

    Una coalición requeriría de otros actores pues la Alianza de la Conquista, el brazo político de Hashd, obtuvo apenas 15 escaños contra 48 en la legislatura anterior, cuando era el segundo bloque. Una fuente de esta alianza dijo a AFP que algunos de sus líderes sugirieron al movimiento de Sadr "cerrar una coalición" con ellos y otras entidades chiítas.

    El otro escenario contemplado por este analista es un entendimiento entre Sadr y Masud Barzani, líder durante largo tiempo del Partido Democrático del Kurdistán que domina la región autónoma kurda en el norte de Irak. Mohamed al Halbusi, ex presidente sunita del Parlamento que fomenta una imagen dinámica y de regeneración, también participaría de esta coalición junto a grupos más pequeños.

    Este escenario solo es posible si Sadr "no sucumbe a la presión" de Hashd, dijo Hasan, que no excluye "algo de caos o conflicto armado" en un país donde virtualmente todos los bandos políticos están vinculados a grupos armados.

    Pese a su caída, Hashd debería seguir teniendo peso en el Parlamento con el apoyo de representantes supuestamente independientes o acuerdos con el antiguo primer ministro Nuri-al-Maliki, quién estuvo en el cargo entre 2006 y 2014, y ganó más de 30 escaños.

  • ¿Quién será primer ministro?

    AP

    Todavía no han aparecido nombres para remplazar a Mustafá-al-Kazimi.

    Sadr aseguró que él nombraría al próximo primer ministro, pero el elegido "tiene que ser un candidato de consenso", indica Lahib Higel, curtido analista de Irak en el International Crisis Group.

    Una opción es el mismo Al-Kazimi. Bien conectado con Teherán y Washington, anticipó las elecciones, previstas inicialmente para 2022, como respuesta a las protestas antigubernamentales contra la corrupción sistémica, el desempleo o los deficientes servicios públicos.

    Sin base de apoyos propia ni escaño en el parlamento, Al-Kazimi podría ser una elección conveniente "porque hasta cierto punto te desprendes de parte de la responsabilidad si la cara del gobierno es otro", dice Higel. "Tiene una oportunidad", añade.

    También Hasan, del centro libanés, opina que "Kazimi tiene una buena oportunidad para seguir en la oficina".

  • ¿En qué queda el rol de Irán?

    La pérdida de escaños de la Alianza de la Conquista, muy cercana a Irán, no tiene por qué menoscabar el rol de Teherán en Irak.

    "Irán ha tenido influencia en Irak desde 2003", muchos años antes de que la alianza Hashd entrara por primera vez al Parlamento en 2018, argumenta Higel.

    Según Hasan, Irán tiene tres intereses principales en su vecino: acabar con la presencia de 2.500 soldados estadounidenses y asegurarse que no hay amenazas procedentes de Irak, apoyar a Hashd, y mantener el mercado iraquí abierto a sus productos.

    En su opinión, Irán "no ve a Sadr como un enemigo, pero están atentos al riesgo de que termine dominando" la escena chiíta.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores