EMOLTV

Británica de 55 años es la primera víctima fatal confirmada tras la erupción volcánica y tsunami en Tonga

Según dijo el hermano de la víctima, la mujer falleció mientras trataba de salvar a los perros de su refugio. El archipiélago del Pacífico continúa prácticamente aislado debido a la paralización de las comunicaciones.

17 de Enero de 2022 | 23:10 | AFP/ Redactado por F. Fernández
AP
La potente erupción de un volcán submarino en Tonga, seguida de un tsunami, cobró su primera víctima mortal en ese archipiélago del Pacífico que está prácticamente aislado del mundo debido a la paralización de las comunicaciones.

El país de 105.000 habitantes se quedó sin conexión telefónica y de internet después de que el cataclismo cortara un cable submarino de comunicaciones que tardaría dos semanas en repararse. Además, la nube de cenizas impide la llegada de aviones.

Las informaciones desde ese país llegan con cuentagotas tras la erupción del volcán, causante de un tsunami por todo el océano Pacífico que dejó dos muertes y un derrame de petróleo en Perú.

Una británica de 50 años arrastrada por el oleaje se ha convertido en la primera víctima fatal del suceso confirmada en Tonga. La familia fue informada a través de una llamada satelital de su marido, gestionada por una tienda de tatuajes.

Según dijo su hermano Nick Eleini, la víctima, Angela Glover, falleció mientras trataba de salvar a los perros de su refugio. Su marido "James pudo agarrarse de un árbol por largo tiempo, pero Angela no pudo y fue arrastrada con los perros", dijo.

La Oficina para la Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU advirtió en Tonga de una señal de socorro en Mango, una pequeña isla de baja altitud del archipiélago habitada por 30 personas según el censo oficial.

Aviones de reconocimiento permitieron constatar "considerables daños inmobiliarios" en esta isla y en otra llamada Fonoi, sin que se pudiera establecer contacto con sus habitantes, añadió esta oficina.

La erupción del sábado se sintió en lugares tan lejanos como Alaska y provocó perturbaciones en el oleaje por toda la costa del Pacífico, desde Japón hasta Estados Unidos o Chile.

A través de imágenes tomadas desde el espacio, se pudo observar el momento en que la última erupción del volcán Hunga Tonga-Hunga Ha'apai envió un hongo de humo y ceniza al aire y una onda expansiva a través del mar circundante.

Con las comunicaciones paralizadas, los tonganos fuera del país intentan desesperadamente hablar con sus seres queridos. "No puedo contactar con mi familia, no hay comunicación", dijo a la AFP Filipo Motulalo, un periodista de Pacific Media Network. "Nuestra casa está entre las cercanas a la zona que ya se inundó, así que no sabemos cuántos daños hay", aseguró.

El ministro australiano de Desarrollo Internacional, Zed Seselja, explicó que los policías de su país apostados en Tonga enviaron un informe de situación "más bien inquietante".

"Las carreteras y algunas casas han sufrido daños bastante importantes", pero "una de las buenas noticias (...) es que el aeropuerto no ha sufrido ningún daño significativo", declaró el ministro.

"Según las informaciones de las que disponemos, la escala de la devastación podría ser inmensa, especialmente para las islas más aisladas", declaró por su parte Katie Greenwood, de la Federación Internacional de la Cruz Roja.

Tonga ya estuvo aislada durante dos semanas en 2019, cuando el ancla de un barco cortó el cable. Entonces se estableció un pequeño servicio de satélites operado localmente para permitir un mínimo contacto con el mundo exterior.

EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores