"Uno en un millón": Niño de nueve meses tiene 90% de su cuerpo quemado por inusual enfermedad

La familia de Ignacio Farías Arévalo ha debido gastar grandes sumas de dinero en los últimos doce días desde que inesperadamente su hijo fue diagnosticado con el Síndrome de Stevens Johnson, patología que lo mantiene en coma.

05 de Septiembre de 2015 | 08:36 | Por Verónica Marín Rebolledo, Emol

La enfermedad de Ignacio se produce generalmente como respuesta negativa a un medicamento.

Cedida
SANTIAGO.- En coma y con riesgo vital permanece desde hace doce días Ignacio Farías Arévalo, de sólo nueve meses, quien fue diagnosticado con el Síndrome de Stevens Johnson.

La extraña patología conocida como "el uno en un millón" debido a su infrecuencia -sólo existen seis casos en Chile- provoca que su cuerpo, en pocas palabras, se "queme" desde adentro hacia afuera, generando dolorosas ampollas y problemas de visión.

Por lo anterior y según el diagnóstico, "Nachito" está hoy con el 90% de su cuerpo quemado, sin epidermis (la primera capa de piel) en su espalda, con todas sus extremidades vendadas y desarrollando problemas visuales. Está internado en la Clínica Bicentenario.

"Todo comenzó como una alergia en sus piernas y un día después ya tenía todo el cuerpo con pintas que se convirtieron en ampollas que eran de un rojo mucho más intenso. Los exámenes salieron normales, pero los médicos sospecharon inmediatamente que se trataba de este síndrome", explicó a Emol Andrea Arévalo, madre de Ignacio.

Según relató, debido a la gravedad con la que evolucionaba su hijo, con fiebre y taquicardia, "los doctores decidieron entubarlo e inducir el coma porque hay que hacerle aseo quirúrgico, ya que las ampollas se le revientan (…) Le cortaron su pelito, en la espalda no tiene piel y debe ser algo muy doloroso, por eso es mejor que esté inconsciente".

#TodosconNachito y la "lucatón"


La enfermedad de "Nachito" es aún más extraña en bebés de su edad, ya que por lo general se desarrolla en niños desde los siete años. El diagnóstico apunta al consumo de un medicamento llamado cefadroxilo, el cual debió ser aplicado al pequeño al padecer previamente pielonefritis.

Esto ha obligado a Andrea (24) y José (28), padres de Ignacio, a realizar grandes sacrificios e incurrir en gastos que no tenían previstos, por lo que hacen un llamado urgente a que les ayuden.

La patología
es conocida como "el uno en un millón" debido a su
infrecuencia, y causa que el cuerpo se "queme" desde dentro con dolorosas ampollas


"Somos de Puente Alto, mi pareja es mecánico automotriz y yo técnico en enfermería. Llevamos ocho años juntos y él es nuestro único hijo. Yo estoy con licencia médica y José tuvo que pedir vacaciones en su trabajo para poder cuidarlo. Llevo once noches durmiendo en la sala de espera de la clínica: es que tiene visitas restringidas, así que almorzamos en la casa de unos abuelos y después volvemos acá", contó la mamá desde el centro de salud.

Sólo el tratamiento ocular cuesta $70.000, por lo que la cuenta suma y se extiende para esta joven pareja que, además, tuvo otras tres veces hospitalizado al niño: primero por una bronquitis, después por una bronconeumonía y luego la pielonefritis.

"Hemos tenido que dejar de pagar cuentas porque no podemos con esto. Va a ser un proceso muy largo. Evoluciona, pero no tenemos fechas. La enfermedad se puede curar, pero es muy probable que cuando crezca vuelva a aparecer y quede con secuelas", indicó.

Por lo anterior a través de las redes sociales se creó una campaña llamada #TodosconNachito, donde además de enterarse de su evolución, se pueden adquirir los datos para ayudarlos en su "lucatón".
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores