Psicólogo criminalista de la PDI explica qué es lo que lleva a un hombre convertirse en femicida

El experto Francisco Ceballos revela que cuando ocurre este grave delito se conjugan una serie de elementos, entre los que se encuentran la inseguridad, la objetivización de la pareja e incluso el narcisismo.

24 de Agosto de 2016 | 12:41 | Por Francisco Águila V., Emol
PDI (Archivo)
SANTIAGO.- Velia Manríquez Padilla (45), Juliana Andrea Acevedo (21), Adalita Beatriz Ojeda Leiva (44), no se conocían entre sí, pero tienen algo en común: Son parte de las decenas de víctimas de femicidios o femicidios frustrados que se han cometido en el país en los últimos años.

A ellas se suma el caso de Nabila Rifo (28) quien perdió sus globos oculares durante una golpiza que, según la fiscalía, fue propinada por su pareja.

¿Qué es lo que lleva a un hombre a cometer este tipo de crímenes?

La inseguridad, inmadurez, narcicismo, historia de vida, la construcción de la relación de pareja e incluso los aspectos culturales de la sociedad, son parte de los elementos que, entre otros, influyen en un sujeto a la hora de cometer este grave ilícito.

Así lo señala Emol Francisco Ceballos, psicólogo criminalista del Instituto de Criminología de la Policía de Investigaciones (PDI) y que participa periódicamente en casos de ese tipo.

"Determinar el perfil del femicida es en realidad una respuesta bastante amplia, pero en términos generales tiene características personales con la cual el sujeto se construye y que hablan de elementos relacionados con la inseguridad, inmadurez, dificultades para establecer relaciones sociales, intolerancia, impaciencia", sostiene el experto.

Ceballos agrega que junto con las características propias del individuo, también "hay elementos de cómo él va construyendo la relación con la mujer y es lo que determina que esta relación pueda terminar en femicidio".

"Ahí aparecen elementos que dan cuenta de, por ejemplo, cómo él vive lo femenino. Cómo él interpreta su relación y ahí lo que hemos encontrado en casos de femicidios que hemos investigado, son aspectos culturales y antropológicos que marcan una línea relativa al machismo, o una historia que tiene que ver con el patriarcado", añade.

"Media naranja"


El psicólogo criminalista afirma que con esos elementos culturales "aparece lo que es el control y la posesividad celosa que tiene el sujeto".

En ese sentido, agrega que "este control y posesividad celosa, algunas veces son interpretadas por la mujer como signos de amor y a partir de estos aspectos que tienen que ver con su personalidad, con elementos culturales o de crianza familiar, aparece un sujeto que va desencadenando una estructura retentiva, esto es que retiene a la pareja bajo cualquier costo e incluso puede llegar al femicidio como una forma de resolver un conflicto interpersonal. De ahí esa frase 'o eres mía o no eres de nadie'".
Francisco Ceballos, psicólogo criminalista:
"Determinar el perfil del femicida es en realidad es una respuesta bastante amplia, pero en términos generales tiene características personales con la cual el sujeto se construye y que hablan de elementos relacionados con la inseguridad, inmadurez, dificultades para establecer relaciones sociales, intolerancia, impaciencia"

Asismismo, sostiene que los estudios que han realizado en la unidad policial, revelan una "objetivación de la pareja".

"Es ver a la mujer como un objeto, y ahí aparece el femicidio como solución de que esta pareja se vaya. Ahí el hombre reduce a la mujer al estatus de cosa que le pertenece y eso también tiene harto que ver con una historia que hay detrás", revela.

En ese sentido, añade que "por ejemplo, llevamos harto tiempo como país con este discurso de la ‘media naranja’. Desde la psicología se habla de la pareja simbiótica, es decir, que alguien es mío, esa otra mitad es mía y con esta mitad yo me construyo. Por lo tanto tenemos una relación que no tiene un equilibrio, sino que hay uno que absorbe al otro, o sea hay uno que desaparece. Y la libertad del otro, en este caso de la mujer, es lo que inspira y produce miedo en el sujeto y ahí afloran estos elementos como la inseguridad e inmadurez, y esta falta de construcción de una relación en equilibrio es lo que enferma al sujeto".

Sentimientos adictivos y narcisismo


El experto manifiesta también que a partir de esa relación "simbiótica", aparece la frase "no se necesitan porque se aman, sino que se aman porque se necesitan".

"Ese elemento discursivo que es tan fino, se transforma en una necesidad imperiosa que genera sentimientos adictivos y éstos son los que conforman parte de este ciclo de violencia y que va en aumento. Esto se reconoce porque no hay panoramas individuales, hay un amor que siempre está encadenado al otro y que absorbe a esa pareja. A partir de este ciclo de violencia que va en aumento es que se llega al femicidio", revela.

A lo anterior, se suman elementos narcisistas del individuo que cometen este tipo de crímenes, según explica el psicólogo.

"Nos hemos encontrado con elementos que tienen que ver con narcisismo y es por eso que el sujeto comete femicidio y termina matando, porque se encuentra con el miedo de que su pareja lo abandone. Esta infidelidad imaginada hace que él interprete cualquier gesto de ella como un signo de abandono", revela.

El experto insiste en que en ese tipo de circunstancias "operan mecanismos narcisistas y entonces dice 'me están cambiando por otro', me van abandonar y ahí hay una herida narcisista importante que opera y que lleva a cometer femicidio. Se habla de una inseguridad mezclada con narcisismo".

Prevención


Francisco Ceballos afirma que un femicidio no obedecen a una reacción por parte del individuo, sino que se trata de un fenómeno dinámico entre la pareja.

En esa línea, explica que al ser un una situación que se da dentro de un ciclo, este tipo de delito es factible de prevenir para lo cual ya se han realizado campañas de prevención por parte de la PDI.

"Es con cómo se va dando esa relación que parte de la violencia psicológica y avanza con la violencia física, que muchas veces es perceptible por el entorno y ahí aparece la factibilidad de intervenir y prevenir que la violencia en la pareja termine en un femicidio", finaliza.
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores